SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Sostenibilidad medioambiental

Retos españoles frente al Cambio Climático

Septiembre 2019

La Comisión Europea ha aprobado el borrador del Plan Nacional para el Cambio Climático. Desgranamos sus puntos más importantes.

La sostenibilidad energética y la preservación del clima son los dos grandes objetivos del Plan para el Cambio Climático de España, que cuenta con una serie de medidas en materia de energía, medio ambiente y transporte pensadas para ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, y potenciar el uso de energías renovables. Conocer sus puntos más importantes nos ayudará a concienciarnos sobre cómo necesitamos cambiar nuestras pautas de consumo energético en los próximos años.

Una apuesta por la sostenibilidad

Los ejes del Plan para el Cambio Climático más importantes son los siguientes.

- La reducción en 2030 del 21% de los gases de efecto invernadero emitidos en nuestro país, teniendo en cuenta que hoy en día tenemos un 17% más de emisiones que en 1990.

- La implantación de energías renovables, que en el 2030 deben superar el 40% de todo el consumo energético. Este objetivo pasa por aumentar exponencialmente la producción de energía fotovoltaica y eólica, así como por el uso de tecnologías de almacenaje específicas como el bombeo a través de embalses. En este sentido se prevé cumplir con el Acuerdo de París, aumentando la generación de electricidad mediante las energías renovables, que llegarán al 74% en 2030 y al 100% en 2050. Para ayudar a que este proceso se realice de manera correcta, se establecerá un calendario de subastas eléctricas con la adecuada retribución. También se creará, por parte de los organismos correspondientes, una hoja de ruta que tenga en cuenta el desarrollo de las redes eléctricas, los sistemas de almacenamiento y su integración en el sistema energético.

- El cierre progresivo de las plantas térmicas de carbón que siguen funcionando en nuestro país, y que son uno de los grandes lastres en la lucha contra el efecto invernadero.

- Un calendario de cierre, también, de las centrales nucleares. Hay que tener en cuenta que, pese a no producir gases de efecto invernadero, sí que producen residuos radioactivos que son un problema grave para la sostenibilidad. El objetivo es evitar prolongar la vida útil de estas instalaciones a 60 años, como pretendían algunas eléctricas hasta ahora.

- La prohibición para el año 2040 de la venta de automóviles que produzcan emisiones de dióxido de carbono, principal responsable del efecto invernadero. Esta medida se complementaría con la promoción de ayudas para la compra de vehículos eléctricos.

Valoración de la Unión Europea

Al analizar el Plan para el Cambio Climático de España, no solamente tenemos que fijarnos en sus características principales. También debemos tener en cuenta la acogida que ha tenido esta propuesta en la UE. 

En este sentido hay que señalar que la Comisión Europea ha aprobado el borrador, situándolo entre los mejores presentados por todos los gobiernos europeos, junto a los de Portugal, Lituania, Estonia y Dinamarca, señala El País.

El ejecutivo europeo destaca, especialmente, el objetivo de conseguir la neutralidad en las emisiones de efecto invernadero en el año 2050. En cambio, señala como excesivamente ambicioso el objetivo de reducir en casi un 60% nuestra dependencia energética.

Igualmente, los responsables europeos consideran que el plan presentado debe profundizar en el desarrollo de medidas de ahorro energético y de apoyo a la seguridad energética. Finalmente, la evaluación incluye la reclamación de aclaraciones adicionales sobre aspectos concretos, como la integración del mercado energético o las medidas para una transición justa y equitativa, que tengan en cuenta las repercusiones sociales y laborales del plan, concluye el medio.