SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Macroeconomía

El coronavirus causará una recesión global

Junio 2020

Los pronósticos de muchos sectores ahora hablan de una recesión global luego de la pandemia del coronavirus. Pero, ¿qué conllevará? ¿cuánto tiempo durará?

Según la estimación preliminar de la agencia de calificación estadounidense Moody's, la contracción mundial será del 0,4%. Pero con la curva de contagio diferida en el tiempo de un país a otro, el momento de la recuperación económica podría alargarse. Por lo tanto, mucho dependerá de la efectividad de las medidas de contención implementadas por cada país y de la coordinación entre ellos.

Tres tipos de recesión

Hay tres tipos de recesión, dependiendo de la forma de la curva del Producto Interno Bruto (PIB).

La curva en V indica una rápida contracción, seguida de un rápido ascenso: lo que sucedería si, una vez que hayamos salido de esta fase de emergencia, encontráramos un entorno favorable para la exportación y la recuperación. Sin embargo, es mucho más probable que la curva sea en forma de U, una recesión que duraría cierto tiempo. La más peligrosa y arriesgada, sería la curva en L, lo que significaría una crisis generalizada con un largo estancamiento si los países, principalmente los europeos, no se coordinan entre sí.

Recesión global: la importancia del factor tiempo 

El factor tiempo en esta crisis lo es todo. En China, el primer brote de coronavirus nació el pasado diciembre de 2019 en Wuhan. Y con extrema lentitud, después de las duras medidas de contención, comenzaron a ver la luz al final del túnel a finales del pasado marzo. Pero según el banco estadounidense Goldman Sachs, hasta dentro de otros dos meses, la actividad económica de Beijing no retomará los niveles en los que se encontraba. Tras China, primero Europa y después EE.UU. se infectaron con aproximadamente dos semanas de diferencia. Lo que significa que cuando China haya recuperado su actividad económica, Europa y Estados Unidos seguirán estancados.

Las consecuencias de una recesión global

El gobernador de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, estima un aumento del 30% en la tasa de desempleo en los EE.UU. y una disminución del 50% en el PIB en el segundo trimestre. Cuando todo esto termine, podría haber 25 millones de empleos menos en todo el mundo, según las estimaciones, a la baja, de la Organización Internacional del Trabajo. Según las estimaciones del Instituto de Finanzas Internacionales (IIf), el PIB mundial caerá en un 1.5%: -2.8% en EE.UU., -4.7% en la eurozona. Con el cierre y la detención de la producción industrial primero y la reducción de los ingresos luego, la caída de la demanda interna será inevitable.

Recesión global: qué acciones tomar

La política monetaria de los bancos centrales por sí sola no es suficiente. Los países están respondiendo con aportes de dinero tanto en términos de apoyo a los ingresos como de inversión para las empresas. Pero también se necesitan estímulos fiscales para que la demanda no colapse por completo. Sin embargo, los países con menos espacio para maniobras fiscales pagarán el precio.

La coordinación entre países podría ser la solución que acorta los tiempos de recuperación. Si los gobiernos reaccionan al unísono para proporcionar un estímulo fiscal para apoyar la demanda interna, la curva de recesión podría pasar de la peligrosa L a la U, o un ascenso lento. Así como será fundamental para la investigación de vacunas, la coordinación supranacional también será la única arma para la recuperación de la economía.