Megatendencias

El mercado del lujo

El sector del lujo crece en España

Enero 2019

Las ventas de bienes y servicios de lujo están en aumento y nuestro país comienza a posicionarse entre los estados europeos con mayor demanda.

El infome Global Powers of Luxury Goods de Deloitte apunta que el mercado del lujo llegó a facturar en 2017 un total de 183.000 millones de euros en todo el mundo, un 1% más que en 2016. Las 100 mayores empresas del negocio facturaron en total la cifra 1.864 millones de euros, concentrando el 47% de la facturación del mercado mundial de este tipo de productos, indica el mismo estudio. Además, Deloitte prevé que la cifra de facturación crezca de forma constante durante los próximos años, a la espera de los datos del recién concluido 2018.

España y el lujo 

Durante 2017 la venta de productos de lujo en España aumentó un 6,2%, por encima de la de países como Francia (5,8%), Alemania (4,3%) o Italia (1%), pero aún muy lejos de la de China, con un crecimiento del 9,4%, como explica el informe. “El turismo ha sido el que ha sostenido este incremento en ventas en países como España y Francia”, aduce Deloitte.
 
El turismo ha sido el que ha sostenido este incremento en ventas en países como España y Francia.

Carlos Falcó, presidente del Círculo Fortuny, la asociación española que engloba a las principales empresas de lujo del país, estima que para 2025, el mercado del lujo español facturará “entre los 20.000 y los 30.000 millones de euros al año”.

Siguiendo con el estudio de Deloitte, buscamos la representación española en el top 100 de la industria del lujo. Un año más, la firma de perfumería Puig, la joyería Tous, Lonia (Purificación García y Carolina Herrera) y la marca de relojes Festina Lotus aparecen como abanderadas de la industria española. Aunque nuestras empresas son de las más pequeñas, el año pasado tuvieron una media anual de ventas de 630 millones de euros, cifra nada despreciable. 

El turismo de compras


El segmento de moda, joyería y belleza de alta gama se lleva más de la mitad de los ingresos de la industria del lujo. Sus ventas registraron un total de 5.100 millones de euros en 2017, según el Círculo Fortuny. Los turistas de nacionalidad china son los que más contribuyen a que España haya podido escalar en este particular ranking del lujo: representan el 35% de las compras que se realizan en nuestro territorio, según El País.

La parte menos positiva de estas compras es que muy pocas se hacen en tiendas de marcas españolas. A los turistas extranjeros aún les falta mucho por descubrir la excelencia española: la mayoría de las compras se dirigen hacia marcas internacionales. A su vez, la Marca España y el made in Spain está consiguiendo abrirse un espacio entre los compradores del continente asiático. Por poner un ejemplo, en Japón, la compañía de porcelana Lladró cuenta con cinco tiendas. 

La vivienda, al alza


El mercado de inmuebles exclusivos se ha recuperado tras superar caídas de hasta el 13% en los precios en 2013, informa El País. La fuerte demanda internacional y la oferta insuficiente de estas viviendas premium han impulsado la actual tendencia al alza en los precios, según el mismo medio. Este tipo de inmueble está cada vez más demandado por compradores extranjeros, que se lanzan a invertir en casas de lujo en nuestro país animados por el dinamismo del mercado. Para hacernos una idea de la magnitud de esta tendencia, El País señala que el 16% de las transacciones totales de vivienda fueron realizadas por parte de extranjeros (residentes y no residentes). Estas operaciones, que se concentran en la provincia de Málaga y en Islas Baleares (31% y 28% del total), son realizadas, además de por el perfil típico del inversor compuesto por alemanes, holandeses y británicos, por compradores latinoamericanos, concluye El País.