SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Mercados

Fitness: cuánto vale el mercado y cuáles son las perspectivas post-COVID

Febrero 2021

La voluntad de entrenar siempre ha estado ahí, así como las ganas de volver al gimnasio. Las pérdidas económicas han sido cuantiosas, pero la demanda de bienestar está destinada a crecer.

Los centros deportivos fueron de los primeros en cerrar a causa del COVID-19: por ello, el año 2020 ha sido un año duro para el sector. Según el International Fitness Observatory (IFO), en España se volatilizaron mil millones de euros en los primeros meses del año, amenazando 100.000 puestos de trabajo. No obstante, y a pesar de las dificultades, la demanda de servicios de fitness y bienestar está creciendo.

El mercado del fitness en Europa

El informe European Health & Fitness Market Report 2020 de Deloitte y EuropeActive ha tomado una fotografía del crecimiento del sector en 2019: ese año, los usuarios de gimnasios y clubes deportivos en Europa fueron 65 millones, un 3,5% más que el año anterior (lo que equivale a 2,4 millones de nuevos clientes). Un panorama que convierte al fitness en la principal actividad deportiva de Europa. También ha crecido el volumen de negocios, equivalente a 28.200 millones de dólares, con un incremento del 3,1% anual. Dado el aumento de la demanda, no es de extrañar el saldo neto de centros deportivos: son 63.644, un 2,3% más. 

Alemania es el país con más miembros activos, 11,7 millones de clientes. Los siguientes en la clasificación son los 10,4 millones del Reino Unido, los 6,2 de Francia y los 5,5 de Italia y España. En términos globales, casi uno de cada diez europeos mayores de 15 años va al gimnasio.

Entre fusiones y empresas familiares

Según afirma el informe, el mercado europeo se está consolidando también mediante una mayor concentración: los 30 principales operadores europeos del sector han crecido por encima de la media (+11,9%) y reúnen a más de un cuarto de los abonados. Una tendencia también confirmada por las 17 operaciones de fusión y adquisición registradas en 2019.  

No obstante, en España estos centros son en su mayoría pequeños y de gestión familiar. De hecho, según el IFO, el 31% está formado por clubes independientes, el 29% pertenecen a cadenas y casi el 27% a franquicias. El 13% restante está compuesto por pequeños estudios de yoga, pilates, etc. Casi la mitad de los centros posee una superficie inferior a 500 metros cuadrados y el 64% tiene menos de 500 socios. Hasta ahora, la granularidad del sector no ha supuesto un punto débil: nada menos que el 41% de los gimnasios lleva activo más de diez años.

Ganas de movimiento durante la pandemia

A la espera de las reaperturas, el sector se está preguntando cómo afrontar no solo los nuevos requisitos sanitarios, sino también los nuevos hábitos de los usuarios. El confinamiento ha fomentado el uso de aplicaciones y un enfoque del fitness más privado. «El interés por entrenar y sentirse bien físicamente se ha mantenido constante», explica un estudio realizado en Italia de Gympass y el IFO. Antes del confinamiento, a más del 71% de los entrevistados le gustaba entre «mucho» y «muchísimo» ir a entrenar en el gimnasio. Más del 64% de los entrevistados siguió haciéndolo también en casa durante el cierre de los gimnasios, manteniendo —en la medida de lo posible— su plan de entrenamiento (45%) o recurriendo a las videoclases gratuitas por Internet (42%).

 

El fitness en la era post-COVID-19

Las clases por Internet son útiles, pero —según explica el informe— el 86% de los entrevistados afirma que no pueden sustituir a un monitor en persona. Por tanto, se confirma la importancia del centro deportivo y del entrenamiento cara a cara. El 54% de los entrevistados confirma su deseo de volver a empezar a acudir a centros deportivos. Y no solo para poder entrenar, sino también para poder disfrutar de la energía del grupo y socializar. Sin embargo, las grandes ansias de volver vienen acompañadas de temores: el 43% de los clientes tiene intención de esperar un tiempo más a partir de la reapertura. Por tal motivo, la primera urgencia consiste en sobrevivir a un año complicado, solo en parte amortizado por las subvenciones públicas. No obstante, una vez superado el momento y con ciertas precauciones adicionales en la fase de reinicio, el fitness conserva inalteradas sus perspectivas de crecimiento, acordes con una población cada vez más atenta a su bienestar.

 

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti Suscríbase al boletín de noticias