SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Economía y finanzas

La longevidad en España, el reto del gasto público

La esperanza de vida en España ha pasado de situarse en 1960 en 69,11 años a 83,40 en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), con el consiguiente envejecimiento de la pirámide de población.
Diciembre 2019

El aumento de la longevidad plantea a la sociedad importantes problemas de gasto, ya que tanto sanidad como pensiones se disparan. 

Según el INE, tan solo en la última década se ha incrementado la esperanza de vida en más de dos años. También, ha aumentado el número de pensionistas, como apuntan las estadísticas de la Seguridad Social: entre 2009 y 2018, hay un aumento de casi un millón de españoles que reciben una pensión, con crecimientos en torno a los 100.000 anuales en los últimos cuatro años del citado periodo.

Previsiones a futuro sobre el impacto de la longevidad en el gasto público

Cualquier previsión realizada hace tan solo unos años por diferentes estudios ha quedado ampliamente superada por la realidad. Así, según el estudio publicado por la fundación BBVA en octubre de 2003, «Gasto sanitario y envejecimiento de la población en España», el incremento del gasto público en sanidad derivado directamente de este progresivo aumento de la longevidad debía alcanzar, en los próximos 40 años, un 0,7% anual.

Esto suponía, según la misma fuente, que si el gasto público consolidado en sanidad se situaba en 1999 en 30.612 millones de euros, para el año 2043 el presupuesto en este capítulo debía alcanzar los 41.000 millones. Los propios autores del estudio despojaban a estos datos de cualquier visión alarmista.

Sin embargo, la realidad actual es que el gasto sanitario previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2020 se sitúa en nada menos que 76.000 millones de euros, y el propio Gobierno prevé un incremento para 2021 hasta los 78.000 millones, señala El Economista.

El mismo medio plantea la posibilidad de que estas previsiones de incremento pueden verse ampliamente superadas, según se desprende de la opinión, tanto de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), como de la patronal Círculo de Empresarios. Así lo aseguraba el exministro de Sanidad Julián García Vargas en la presentación del libro «Diez temas candentes de la sanidad española en 2019».

Vinculación entre la longevidad y el gasto sanitario

Lo que parece evidente es que el aumento de la longevidad no solo afecta al sistema de pensiones. De una mayor expectativa de vida se derivan toda una serie de gastos ligados a la asistencia sanitaria, la necesidad de medicamentos o programas asistenciales dirigidos a las personas de edad avanzada y en situación de dependencia. 

Todas estas situaciones repercuten de forma directa en el incremento del gasto sanitario, no solo por la prolongación temporal de las prestaciones, sino porque las incidencias y necesidades se incrementan y se agravan exponencialmente cuanto mayor es la edad.

Quizás por eso cualquier previsión realizada hace tan solo unos años, como se ha podido ver, ha quedado absolutamente desbordada por la realidad, y existen grandes discrepancias en las previsiones actuales por parte de los diferentes interlocutores. Así, a pesar de que las previsiones demográficas no se hayan desviado mucho, sí lo han hecho las cifras de gasto.