SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Federal Reserve

Las medidas de la Fed en su lucha contra el COVID-19

Abril 2020

El impacto económico del coronavirus está suponiendo una gran amenaza para la estabilidad de la economía estadounidense. Y, en consecuencia, para la mundial. Por ello, se ha implantado un gran paquete de medidas desde la Fed para luchar contra el coronavirus.

La pandemia del COVID-19 está provocando grandes problemas en Estados Unidos, ya que se ha convertido en el país con más casos de contagio de Covid-19.

Está situación ha impulsado los EE UU a tomar fuertes medidas para controlar su expansión, similares a las que ya se estaban implementando en otros países como son el cierre de colegios, la cancelación de eventos, el cierre del comercio no indispensable, etc. En definitiva, una paralización y confinamiento de la mayor parte del país.

Con esta situación, y con una estimación de la Reserva Federal de que el PIB se puede hundir hasta un 50% por esta pandemia, se han implantado una serie de medidas desde la Fed para intentar frenar el previsible derrumbamiento lo antes posible. Un paquete de estímulo a la economía que destaca por su trascendencia, ya que quizá sea el conjunto más potente desde prácticamente la II Guerra Mundial. Es decir, desde la década de los 40.

Medidas de la Fed contra el coronavirus

Las medidas de la autoridad presidida por Jerome Powell contra el impacto del coronavirus están destinadas principalmente a la compra de activos ilimitada hasta que se estabilicen los mercados financieros. Así, la Reserva Federal dará todo el apoyo que necesiten a los que se hayan visto dañados por la crisis del coronavirus, sobre todo a negocios y hogares. 

Más concretamente, se estima que la Fed comprará cada día de esta semana 75.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 50.000 millones en deuda hipotecaria. Lo que supone un montante, de lunes a viernes, de un total de 625.000 millones de dólares. 

Otra de las medidas que la Fed implantó hace una semana fue bajar los tipos de interés hasta el 0%. Una rebaja que vino acompañada con una inyección de 700.000 millones de dólares (625.000 millones de euros) a la economía. De esa cantidad, 500 mil millones de dólares se destinarán a la compra masiva de deuda pública, mientras que los 200.000 restantes se anunciaron para la compra de deuda hipotecaria garantizada por el Estado.

Además, estas medidas vinieron acompañadas con el recorte de los tipos de préstamos de emergencia para entidades bancarias en 125 puntos básicos y hasta un 0,25%, con un alargamiento de hasta tres meses del plazo de devolución. También rebajó a cero el ratio de requisito de reserva para los bancos y amplió la liquidez en dólares a nivel internacional. Esto último lo realizó con la ayuda de los bancos centrales de la UE, Japón, Suiza, Inglaterra y Canadá.

Medidas de la Fed contra la crisis del COVID-19

¿Qué buscan estas medidas de la Fed contra el impacto del coronavirus?

Su objetivo principal la reducción de la deuda, además del aumento de la liquidez en el sistema. Además de que este paso debería suponer un impulso a la solicitud de créditos por parte de familias y empresas y una estabilización de los mercados. Una solidez que interesa a nivel global, ya que muchas economías dependen de la estadounidense. Como es el caso de la nuestra.

Actualmente, los países están fuertemente interrelacionados en términos económicos entre sí, por lo que los acontecimientos que suceden en uno, tienen ecos en los otros. El coronavirus se ha presentado en poco tiempo como una verdadera amenaza que puede desestabilizar la reactivación del crecimiento mundial. De ahí que se haya dado esta respuesta rápida de la Fed, ya que son sabedores de que mantener la tranquilidad de los mercados estadounidenses supone una llamada a la calma para gran parte del mundo.