Inversiones

economía mundial

Probabilidades para riesgos este año

Abril 2019

Las decisiones políticas son uno de los factores que mayor pánico causan, ya que su impacto económico es impredecible. Conocer los peligros que acechan a la economía permitirá adelantarse y minimizar sus consecuencias.

 

El 'Brexit', la disputa interminable

La salida del Reino Unido de la Unión Europea lleva dando de qué hablar desde 2016, pero es ahora, en el primer cuatrismestre de 2019, cuando se conocerá cómo se procederá a la salida. Las noticias de este evento político se suceden y las probabilidades de un brexit duro, el peor de los escenarios, bajan y suben prácticamente cada día. A finales de 2018, JP Morgan auguraba un 40% de probabilidades de que el Reino Unido permaneciese en la Unión Europea. Sin embargo, a la vista de las recientes votaciones, esta empresa de servicios financieros ha cambiado de parecer y augura un 45% de probabilidad de una salida con acuerdo. Otros análisis, como el de Aberdeen Standard Investments, apuestan por un 20% para una salida sin acuerdo. Pese a todo, habrá que esperar a ver si Theresa May es capaz de convencer a su Parlamento con un buen plan para la salida.

Las guerras comerciales

Las políticas de Donald Trump siempre han resultado polémicas desde su llegada a la Casa Blanca. En aras de proteger la economía estadounidense del auge chino, en múltiples ocasiones ha lanzado amenazas de iniciar una guerra comercial. Esto se traduciría en el establecimiento de aranceles, tarifas y otras barreras a las transacciones económicas con ciertos países.

La maquinaria política ha funcionado a pleno rendimiento para frenar la escalada de tensión, pero aún sigue existiendo temor a que estalle. El profesor de Harvard y politólogo, Graham Allison, veía en 2018 que la guerra comercial sería casi segura, ya que planteaba que Estados Unidos y China llegarían a chocar al competir por la hegemonía económica.

Aún hoy, en 2019, el mercado otorga una probabilidad del 68% de que estalle, aunque algunas previsiones lo rebajan al 50%. La decisión dependerá del presidente Donald Trump, que es consciente del posible efecto negativo de una guerra de aranceles y a ambos países les interesa un acuerdo.

Los riegos de recesión, el mayor de los temores

Desde principios de año, los temores por el inicio de una nueva recesión se han disparado. En 2017 los mercados la temían en un 12%, pero ese porcentaje ha aumentado al 21% en 2019. Estos temores vienen dados por el comportamiento del predictor más fiable para una recesión: el bono americano a diez y dos años. La curva de la rentabilidad de estos bonos se ha aplanado, señal que indica la llegada de una desaceleración económica, al menos desde una perspectiva histórica. Los mercados empiezan a hacer sonar las primeras alarmas, pero la paciencia es la mejor solución para no caer en el pánico.

Los mercados se mantienen expectantes ante diferentes movimientos políticos y arrojan sus estimaciones de lo que puede llegar a pasar. Lo que queda de 2019 será un año de importantes decisiones, por lo que será necesario mantenerse al día para no estar desinformado. Mantener un optimismo basado en la precaución y flexibilidad para adaptarse a los cambios quizás sea la mejor opción para no venirse abajo.