SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Sostenibilidad medioambiental

Tecnologías que podrían guiar el desarrollo sostenible

Diciembre 2019

Desde los edificios que absorben dióxido de carbono hasta las alternativas vegetales a la carne, pasando por las nuevas aplicaciones de la energía solar. He aquí algunas ideas que podrían cambiar el presente y el futuro.

La humanidad está usando más recursos de los que puede permitirse. Por tanto, se necesita una nueva perspectiva en cuanto a la producción y el consumo, que podrán ser más sostenibles gracias a algunas innovaciones tecnológicas. A continuación comentamos algunas...

El plástico que «absorbe» las emisiones

El dióxido de carbono ha sido identificado como el principal culpable del calentamiento global y del cambio climático. Con frecuencia, las emisiones son un subproducto de los procesos de producción. Una empresa estadounidense, Newlight Technologies, ha creado un biopolímero, AirCarbon, que emplea el CO2 como componente para producir plástico. Por tanto, el proceso que reutiliza el dióxido de carbono tiene un doble efecto: reduce el consumo de recursos e impide que el CO2 se disperse en el ambiente. Aunque todavía es necesario realizar más ensayos para que se adopte a gran escala, algunas empresas ya están utilizando el nuevo material para sus embalajes y materiales plásticos. 

Los edificios que cuidan el medio ambiente

El mismo principio por el cual se pretende absorber el dióxido de carbono también puede utilizarse en el sector de la construcción. El CO2, tan perjudicial cuando se libera en el aire, es útil para la producción de materiales como el cemento y el hormigón. El desarrollo de nuevas tecnologías podría no solo limitar las emisiones durante los procesos de producción, sino además «invertir» la tendencia, atrapando el dióxido de carbono disponible en el aire. Por tanto, los edificios podrían transformarse en auténticas depuradoras.

El regreso del transporte solar

En los albores de los paneles solares, una de las aplicaciones en las que se había pensado eran los transportes. Una idea que se quedó en el tintero, sobre todo por motivos prácticos y económicos. Pero ahora los paneles solares son más económicos, flexibles y ligeros. ¿Viajaremos en coches solares? Quizás no, pero en Nueva Gales del Sur (Australia) hay un tramo de ferrocarril alimentado gracias a la luz de nuestra estrella. El convoy está cubierto por paneles y puede transportar a cien pasajeros a lo largo de tres kilómetros. Poco, pero lo suficiente como para tener esperanzas en un redescubrimiento de la energía solar aplicada a los transportes. No solo los trenes, sino también el transporte público por carretera y mar. Para aprovechar la energía solar, además de los paneles (que en cualquier caso prevalecerán durante mucho tiempo), se está perfilando otra tecnología: las ventanas solares. Todos los edificios tienen ventanas. Así que ¿por qué no utilizarlas para absorber la luz y transformarla en energía? Ya lo está intentando Quantum Dot, tratando de hacer que sus paneles sean transparentes y sólidos.

Las alternativas a la carne

La ganadería intensiva produce grandes cantidades de emisiones perjudiciales. En efecto, hay quienes deciden hacerse vegetarianos o veganos también por motivos ambientales, no solo éticos. Pero, en los últimos años, están surgiendo empresas capaces de reproducir el aspecto y el sabor de la carne incluso a partir de materias primas vegetales. Los casos más famosos son Beyond Meat e Impossible Foods. Son más que promesas y también están demostrando que son económicamente sostenibles. Beyond Meat ya cotiza en bolsa.