SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Banco Central Europeo

Diccionario del BCE

Noviembre 2017

¿Qué es el BCE? ¿De qué órganos se compone y qué funciones desempeña? Esta es una guía completa para conocer mejor el Banco Central Europeo.

Reúne bajo un único paraguas a los 19 Estados miembros de la Unión Europea que han adoptado el euro. El Banco Central Europeo (BCE) tiene el objetivo principal de mantener la estabilidad de los precios en la zona euro, manteniendo de esa forma el poder adquisitivo de la moneda única. Es la institución que define y aplica la política monetaria de la Eurozona, además de tener otras funciones fundamentales, como la de vigilancia bancaria. A continuación se definen 13 palabras para comprender mejor cómo funciona la Eurotower.

1. Billetes y monedas. Tanto el BCE como los bancos centrales nacionales de los Estados de la zona euro están autorizados legalmente a emitir billetes. No obstante, en la práctica, solo los bancos centrales nacionales llevan a cabo materialmente la puesta en circulación y la retirada de los billetes de euros. El BCE no tiene un departamento de tesorería y no participa en este tipo de operaciones. Por otra parte, en lo que respecta a las monedas de euros, su emisión es competencia exclusiva de los Estados de la zona del euro. El BCE no es capaz de llevar a cabo estas funciones al no disponer de las estructuras técnicas pertinentes.

2. Comité Ejecutivo. Está compuesto por el presidente y el vicepresidente del BCE y otros cuatro miembros. Todos los miembros son nombrados por el Consejo de Gobierno, que decide por mayoría cualificada. Tiene las siguientes competencias: preparar las reuniones del Consejo de Gobierno, poner en práctica la política monetaria de la zona euro de conformidad con las orientaciones y las decisiones del Consejo de Gobierno e impartir las instrucciones a los bancos centrales nacionales.

3. Consejo de Gobierno. Es el principal órgano responsable de la toma de decisiones del BCE. Está compuesto por los seis miembros del Comité Ejecutivo y los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los 19 Estados de la zona euro. El Consejo de Gobierno se reúne habitualmente dos veces al mes en la sede del BCE. Cada seis semanas, valora la evolución económica y monetaria y toma decisiones en materia de política monetaria.

4. Consejo General. Está compuesto por el presidente y el vicepresidente del BCE y los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los 28 Estados miembros de la UE. El Consejo General puede considerarse un órgano transitorio. Lleva a cabo las tareas desempeñadas anteriormente por el Instituto Monetario Europeo. En aplicación de los Estatutos, será disuelto una vez que todos los Estados miembros de la UE hayan introducido la moneda única.

5. Consejo de Supervisión. Se reúne dos veces al mes para debatir, planificar y llevar a cabo las tareas de supervisión del BCE. Presenta proyectos de decisión al Consejo de Gobierno de acuerdo con el procedimiento de aprobación por silencio. Está compuesto por: presidente (nombrado con un mandato de cinco años no renovable), vicepresidente (elegido de entre los miembros del Comité Ejecutivo del BCE), cuatro representantes del BCE y representantes de las autoridades de supervisión nacionales.

6. Derecho de voto. Los tratados de la Unión Europea preveían la aplicación del sistema de rotación en cuanto el número de los gobernadores fuese superior a 18. Esta condición se cumplió el 1 de enero de 2015 con la entrada de Lituania en la zona euro. Tras ese acontecimiento, se adoptó un sistema por el cual los gobernadores de los bancos centrales nacionales se turnan en el ejercicio del derecho de voto en el Consejo de Gobierno. Los gobernadores de los bancos centrales nacionales se subdividen en varios grupos. Los Estados de la zona euro están ordenados en función de las dimensiones de sus economías y de sus sectores financieros. Los gobernadores de los Estados que ocupan desde la primera hasta la quinta posición (actualmente, Alemania, Francia, Italia, España y Países Bajos) disponen colectivamente de 4 votos, mientras que todos los demás (14 con la adhesión de Lituania) comparten 11 votos. Los gobernadores ejercen por turnos los derechos de voto, con una rotación mensual (aquí se muestra el esquema completo). Los miembros del Comité Ejecutivo del BCE tienen reservado el derecho de voto de manera permanente.

7. Fráncfort. Antes, el BCE tenía su sede en la Eurotower, un conocido rascacielos situado en el distrito financiero de Fráncfort del Meno; pero, debido a la falta de espacio, el personal se tuvo que repartir entre dos rascacielos. Desde 2014, la sede se ha trasladado a Grossmarkthalle, es decir, el antiguo mercado mayorista de Fráncfort, en la parte oriental de la ciudad, donde se ha reunido a todos los empleados en un solo edificio. Más de 2.500 personas procedentes de toda Europa trabajan para el BCE.

8. Mecanismo Único de Supervisión. Como autoridad de supervisión bancaria europea, el BCE puede tomar una serie de decisiones de supervisión jurídicamente vinculantes para los bancos, en el marco del Mecanismo Único de Supervisión. Entre estas se incluyen: definir las reservas; decidir el grado de «significatividad» de los bancos supervisados; conceder o revocar licencias bancarias; valorar la adquisición y la cesión de participaciones cualificadas por parte de los bancos; adoptar medidas ejecutivas e imponer sanciones a los bancos significativos. Para impedir conflictos de intereses entre la política monetaria y las competencias de supervisión, el BCE garantiza la separación de los objetivos, de los procesos de toma de decisiones y de las tareas. Con esta finalidad, existe una rigurosa separación entre las reuniones del Consejo de Gobierno.

9. Política monetaria. El Consejo de Gobierno del BCE se propone, como objetivo principal, mantener la inflación a niveles inferiores pero próximos al 2 % a medio plazo. Las herramientas a su disposición son los tipos de interés y el control de la cantidad de moneda. La política monetaria, pero también la económica, puede utilizarse de forma expansiva, para hacer crecer la economía. Pero también puede utilizarse de forma restrictiva, para hacer que se ralentice. Las operaciones expansivas se caracterizan por la reducción de los tipos de interés y por el aumento de la cantidad de moneda. Las operaciones restrictivas se mueven en la dirección contraria.

10. Cantidad de moneda. La cantidad de moneda presente en el sistema se regula mediante las operaciones de mercado abierto, es decir, la compra y la venta de títulos de deuda pública. Comprando títulos, el Banco Central aumenta la moneda presente en el sistema, tal como sucede con la expansión cuantitativa («quantitative easing»). Vendiéndolos, la reduce.

11. Estabilidad financiera. El BCE mantiene en observación la evolución en los sectores bancarios de la zona euro y de toda la UE, así como en otros sectores financieros, con el fin de detectar cualquier elemento de vulnerabilidad y comprobar la capacidad de resistencia del sistema.

12. Suscripción del capital. El capital del BCE, que asciende a 10.825.007.069,61 euros, está suscrito por los bancos centrales nacionales de todos los Estados miembros de la UE, incluidos los que no han adoptado el euro. Las cuotas de participación de los bancos centrales nacionales en el capital del BCE se calculan de acuerdo con un esquema que refleja el peso porcentual del respectivo Estado miembro en la población total y en el producto interno bruto de la UE. El Banco de España ha aportado 957.028.050,02 euros.

13. Tipos de interés. Los tipos más importantes con los que opera el BCE son el tipo de referencia, el tipo a un día («overnight»), y el tipo sobre los depósitos. El tipo de referencia es el tipo al que, en la mayor parte de las operaciones previstas, el BCE facilita liquidez a los bancos y que también se aplica a los depósitos obligatorios que los bancos deben mantener en el BCE. El tipo a un día («overnight») se refiere a los tipos de interés sobre los préstamos a un día (que se extinguirán al primer día hábil posterior) que el BCE facilita a los bancos. El tipo sobre los depósitos es el tipo aplicable a los depósitos que los bancos pueden poseer en el banco central. Los tipos del BCE influyen en los tipos interbancarios más importantes, como el Euribor y, a través del Euribor, los tipos de interés aplicados a los préstamos.