Biotecnología

Guía de biotecnología en 5 puntos

Julio 2018

La fusión entre tecnología y vida en una carrera continua por la innovación: una revolución en curso que atraviesa los 7 sectores principales, desde la biotecnología marina hasta la bioinformática.

La biotecnología está cada vez más presents en nuestra vida diaria y lo estará aún más en el futuro próximo. Que la biotecnología ya no es un sector de nicho lo confirman los datos: en 2016, las empresas operantes en este campo obtuvieron un volumen de facturación doble respecto a 2010, alcanzando el umbral de los 140.000 millones de dólares. Pero intentemos comprender cuáles son las tendencias y los puntos fuertes de este sector ya indispensable.

1. La tecnología al servicio de las ciencias biológicas

La combinación entre biología y tecnología ha generado soluciones innovadoras y hasta ahora impensables, que podrán llevar al uso de nanopartículas de oro para combatir eficazmente el VIH, el virus del papiloma o el ébola y a utilizar moléculas para maximizar la acumulación de energía solar.

2. Los 7 sectores principales

De entre los numerosos ámbitos de aplicación de las biotecnologías, destacan el marino y el ambiental, con los cuales se aspira a mejorar los conocimientos ecológicos y a proteger la biodiversidad, y el agroalimentario, que estudia métodos para mejorar los procesos agrícolas. Por otra parte, se observan progresos increíbles en las biotecnologías farmacéuticas y sanitarias, con la introducción de tratamientos innovadores, y en las industriales, en las que se utilizan enzimas para mejorar la producción de bienes de uso común. Pero eso no es suficiente: también juegan un papel clave los sectores relacionados e interdisciplinares, como el de las biotecnologías educativas, las cuales ofrecen información y formación, y el de la bioinformática, basada en un planteamiento digital.

3. La espera para el lanzamiento de los nuevos fármacos

Los fármacos tradicionales están siendo sustituidos gradualmente por nuevos biosimilares, pero no sin una atentísima valoración clínica. Después del paso adelante por parte de Estados Unidos, que en 2017 aprobó la comercialización de 43 nuevos fármacos, también en Europa se espera la entrada en el mercado de tratamientos biotecnológicos contra patologías que van desde las migrañas hasta los tumores, desde los linfomas hasta algunos tipos de defectos genéticos.

4. La carrera por la innovación

Innovación llama a innovación: el gran desafío de las empresas biotecnológicas es conservar la capacidad de encontrar soluciones nuevas, sobre todo para las empresas que en años pasados han protagonizado numerosos programas de investigación y de lanzamientos de productos. El sector clave para medir los progresos es el de la inmunooncología, que, según las perspectivas, debería conducir a nuevos productos capaces de mejorar los tratamientos.

5. Menos fusiones y adquisiciones en las grandes empresas del sector

Si en el bienio 2015-2016 las operaciones de fusión y adquisición de empresas biotecnológicas estaban a la orden del día, el año pasado esta tendencia experimentó un parón. Según las previsiones, salvo en el caso de las empresas que operan en los ámbitos terapéuticos tradicionales, que probablemente deberán recurrir a operaciones de este tipo para reestimular sus negocios, las demás sociedades, especialmente las de pequeñas dimensiones, recurrirán mayormente al mercado de la concesión de licencias.