SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Educación financiera

Indicadores económicos y financieros

Octubre 2018

Cuáles son los indicadores que hay que examinar para estar informado sobre el equilibrio financiero y la actividad económica de una empresa.

A la hora de analizar un balance, los indicadores sirven para ofrecer información sobre la empresa de manera sistemática e integrada.

  • Los indicadores económicos
    Los indicadores económicos son magnitudes que ofrecen información sobre la evolución de la actividad económica de una empresa. En el balance, los que hay que tener en consideración son, por ejemplo, el coste de las ventas y el coste del personal en relación con los beneficios por ventas; el resultado operativo, es decir, la rentabilidad de las ventas antes de los gastos financieros; la incidencia de los costes (gastos financieros) en relación con los beneficios; la rentabilidad total bruta y la rentabilidad total neta (resultado del ejercicio); y el índice de eficiencia productiva, es decir la capacidad de la empresa para producir ingresos.
  • Los indicadores financieros
    Por otra parte, los indicadores financieros son los índices que en el balance facilitan un análisis detallado del desempeño de la empresa, reflejando la capacidad de la empresa para alcanzar y mantener un equilibrio financiero. En el análisis de un balance, los índices que ofrecen información sobre el desempeño financiero son el apalancamiento o palanca financiera (es decir, la capacidad de responder a la deuda financiera propia en relación con el capital aportado por los socios); el grado de independencia financiera, es decir, en qué porcentaje está garantizada la actividad con recursos propios; la liquidez; el ROI (Return on Investment, rendimiento sobre el capital invertido), es decir, la capacidad de la empresa de remunerar tanto el capital propio como el capital de terceros; el ROE (Return on Equity, rendimiento sobre el capital), el que determina en qué porcentaje se remunera el dinero invertido por los socios; la rotación de existencias y, por tanto, la velocidad a la que se venden los productos; la rotación del capital circulante, es decir, cuántas veces se reproduce a través de las ventas; y el flujo de caja.

También hay que tener en cuenta la incidencia de la deuda financiera, la deuda a corto plazo frente a bancos, el EBITDA (Earnings Before Interests, Taxes, Depreciation and Amortization, beneficios antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones), la amortización de la deuda (plan de devolución) y la cobertura del inmovilizado (es decir, de las inversiones actuales).