SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Educación financiera

¿Qué es la CNMC?

Mayo 2020

Si tienes alguna duda sobre la CNMC, sus objetivos o funciones, te las resolvemos. Toca hablar del máximo organismo que vela por la competencia y el óptimo funcionamiento de los mercados en España.

Las siglas CNMC responden a la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia, un organismo público de España, cuya función es vigilar y asegurar el funcionamiento de los mercados, pero también velar por los intereses de los consumidores y las empresas.

Está adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad y una de sus principales características es que es independiente del Gobierno, aunque está supeditado al Parlamento.

Se creó en 2013 tras la integración de seis organismos: Comisión Nacional de Energía, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, Comisión Nacional del Sector Postal, Comisión Nacional de la Competencia y Comité de Regulación Ferroviaria y Aeroportuaria. Tras esta unificación de organismos, la CNMC es considerada a día de hoy como un “superregulador”.

Objetivos y funciones de la CNMC

Su objetivo prioritario, según describe su web, es “garantizar, preservar y promover el correcto funcionamiento, la transparencia y la existencia de una competencia efectiva en todos los mercados y sectores productivos, en beneficio de los consumidores y usuarios”. Para llevar a cabo este objetivo de manera eficaz, la CNMC tiene independencia respecto al Gobierno y únicamente se somete al control parlamentario, como hemos comentado anteriormente.

Su objetivo principal es impedir la creación de monopolios, abusos de poder o la desigualdad en el mercado. Es decir, se encarga de regular y controlar la competencia y que se cumplan los derechos de los consumidores, asegurando siempre la oferta, la calidad, los menores precios y la innovación.

Unos objetivos que se dividen en cinco funciones

1. Aplicación de la normativa de defensa de la competencia española y de la UE, como son las conductas restrictivas, el control de concentraciones o las ayudas públicas.
2. Promoción de la competencia. Este punto hace referencia a los estudios, trabajos de investigación e informes sectoriales, pero también al órgano consultivo para promover la competencia efectiva.
3. Unidad de Mercado.
4. Resolución de conflictos entre operadores económicos.
5. Supervisión y control de todos los sectores económicos como el gas y la electricidad, las comunicaciones electrónicas y audiovisuales, el ferroviario y aeroportuario y el mercado postal.

¿En qué beneficia al desarrollo de la economía la CNMC?

A través de las funciones anteriormente citadas, la CNMC consigue que tanto el consumidor como el empresario y el ciudadano se puedan beneficiar de la libre competencia, evitando los abusos de poder.

El consumidor sale beneficiado, ya que la competencia entre los vendedores consigue que el mercado ofrezca ofertas más variadas, a menores precios y de mejor calidad. El empresario, por su cuenta, sale beneficiado porque la CNMC asegura que el éxito de su negocio no dependerá de los impedimentos o las limitaciones, sino de la capacidad y esfuerzo del propietario. Por último, el ciudadano sale beneficiado porque la competencia hace que la producción nacional sea más competitiva, tanto en su país como en el mundo, sobre todo en cuanto a innovación se refiere.

Instituciones con las mismas funciones que la CNMC en la UE y CCAA

El funcionamiento de la CNMC va en la línea de la normativa de la Unión Europea, sobre todo en las funciones que afectan a los sectores de la energía y las telecomunicaciones. Con el fin de buscar una mayor integración en el Mercado Único de la Unión, la CNMC colabora de manera regular con otros organismos de supervisión de la UE y con las agencias de cooperación de los reguladores europeos. Entre ellas, está la Autoridad Europea de Valores y Mercados, cuya función es mejorar la protección de los inversores y promover mercados financieros estables y ordenados.

Una colaboración que también lleva a cabo con las Comunidades Autónomas, aunque no son todas las que disponen de un organismo de estas características. Cataluña. Andalucía, Galicia, Extremadura, Comunidad Valenciana, País Vasco, Aragón y Castilla y León cuentan con su propia autoridad de competencia con órgano de instrucción y resolución. En las de Murcia, Canarias, Madrid y Navarra solo se cuenta con un órgano de instrucción, siendo las incidencias resueltas por la CNMC. Por último, en Asturias, Castilla La Mancha, Baleares, La Rioja y Cantabria no existe ninguna autoridad al respecto.