SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Inversiones

Tendencias y factores que tener en cuenta para invertir en la era postcovid

Enero 2021

Seis de cada diez españoles afirman haber ahorrado durante la cuarentena. Ante la constante incertidumbre a la que nos enfrentamos desde que en marzo la pandemia cambiara nuestro orden socioeconómico, repasamos las tendencias de inversión en nuestro país de cara a la era postcovid.

Un estudio del World Economic Forum afirma que, como consecuencia del coronavirus, la aversión al gasto seguirá aumentando de forma generalizada en todo el mundo, aunque también muestra que la reducción será menor en gastos para el hogar, comida y suministros y entretenimientos en casa.

Paralelamente, según recoge una encuesta a 675 personas realizadas por Pablo Contreras, profesor de EAE Business, los españoles también creen que la crisis derivada de la pandemia mundial incidirá negativamente en su economía. En concreto, casi el 70% así lo afirmó y un 42% se aventuró a predecir que la repercusión sería severa.

Y sin embargo, los datos también muestran que uno de los sectores en los que menos incidencia se experimentará, será al entretenimiento en el hogar, como pueden ser Netflix o las plataformas de videojuegos, o incluso Amazon.  Una tendencia que, por otro lado, se viene experimentando hace varios años y que sigue al alza. Se debe a dos principios económicos que se han desarrollado con el auge y el asentamiento de Internet: la subscronomics (economía de la suscripción) y la long tail (teoría de la larga cola). El consumidor ya no desea tanto poseer, sino tener la posibilidad de acceder a servicios y productos sin un compromiso de compra, para poder tener más variedad y también una mayor libertad. La teoría long tail, en palabras de Chris Anderson, uno de los creadores de esta teoría, “sostiene que nuestra cultura y economía está pasando de estar concentrada en un número pequeño de 'éxitos' (productos y mercados de amplia aceptación) en la cima de la curva de demanda, a dedicarse a una enorme cantidad de nichos especializados en la cola".

De este modo, los expertos coinciden en que dos tendencias en las que los inversores deberían fijarse son la tecnología y las empresas que utilizan modelos de suscripción, o lo que es lo mismo, subscronomics. 

Por una parte, porque la economía de la suscripción ofrece ventajas atractivas para los inversores, entre las que destaca la capacidad de las empresas de estimar sus ingresos futuros al conocer el volumen de suscripciones.

Por otra, por la digitalización que ya se experimentaba antes de la pandemia y que esta ha acelerado, así como por la apuesta por la Inteligencia Artificial de cara a dar respuesta a problemáticas más complejas, desde la detección temprana de enfermedades, a la extinción de incendios o incluso al servicio de la arquitectura para transformar las urbes en ciudades inteligentes.

Asimismo, como ya mencionamos en nuestro post sobre tendencias de inversiones entre los millennials, se aprecia un crecimiento constante y estable de las inversiones que cumplen con los criterios ASG. Esta tendencia se observa también en otras generaciones. De hecho, estos criterios han salido muy fortalecidos, como lo demuestra por ejemplo el éxito que han tenido los bonos verdes y sociales emitidos para hacer frente al COVID-19.

Los fondos de inversión también muestran señales de estar saliendo reforzados, en particular los de gestión activa, ya que en el primer semestre de 2020 registraban un incremento de 105.600 millones de EUR en sus activos bajo gestión. Del lado de la gestión pasiva, los Exchange Traded Funds (ETF) también respondieron bien, con una recaudación de 17.400 millones.

Al hilo de los fondos de inversión, la web del bróker de seguros Rastreator recuerda que el oro sigue siendo una opción de inversión segura por no depender de la demanda mundial, como ocurre, por ejemplo, con el petróleo. Además, el 21% de la población española asegura que invierte en valores como el oro, obras de arte y objetos de lujo en general, lo que indica que goza de cierta popularidad en nuestro país. Si también te interesa, puedes encontrar toda la información en nuestro post.

Tampoco podemos olvidar la importancia de la diversificación. Incluso en épocas menos adversas y no tan extraordinarias, tener una cartera bien diversificada es no solo recomendable, sino también tendencialmente más rentable, ya que conjuga distintos tipos de riesgos y evita incurrir en posibles pérdidas significativas al apostar por un único activo.