Industria 4.0

Logística y ecommerce

Ecommerce en España, la logística es la clave

Marzo 2019

El ecommerce ha cambiado los hábitos de compra de los españoles. De hecho, el 42% de la población española realiza compras en línea y la facturación anual del comercio electrónico ha registrado un aumento del 30%, según datos de 2018 recogidos en el informe 'Ecommerce en España' del IAB. Pero, para poder atender las demandas de los consumidores, es necesario que no sólo la tecnología sino la logística acompañe.

Los volúmenes de contratación del sector logístico español han registrado una subida continuada desde 2017. Según la consultora CBRE, se llegaron a los 1,7 millones de metros cuadrados ese año. Respecto a 2018, el 30% de la logística que se contrató (430.000 metros cuadrados) se dedicó a e-commerce, explica Expansión. El 42% de esta superficie se localizó en la Comunidad de Madrid, mientras que el 23% correspondió a la provincia de Barcelona, según la misma fuente.

Este escenario, con un ecommerce en crecimiento, pone de manifiesto la necesidad de un nuevo planteamiento logístico, con naves más grandes, mejor comunicadas y en distintas localizaciones.

Madrid, caso paradigmático

La consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman reflejó en su informe que el mercado logístico en Madrid superó en 2018 los 935.000 metros cuadrados, lo que supone un 2% más que en 2017, una cifra inédita en el sector. La consultora, además, habla de un incremento que también afecta a la inversión, ya que el año pasado se constataron 45 operaciones por valor de 1.300 millones de euros. Savills Aguirre Newman atribuye este crecimiento al ecommerce.

 
PICTET_infografía-e.commerce.jpg

Los dos polos logísticos madrileños que han experimentado un mayor desarrollo en 2018 han sido el Corredor del Henares (más 495.000 metros cuadrados contratados) y la zona sur (408.000 metros cuadrados). Precisamente el Corredor del Henares registró 48 operaciones frente a las 22 de la zona sur, indica la consultora.

Si hablamos del Corredor del Henares son varios los factores que han influido en su dinamización:

- Cercanía a la capital.

- Comunicaciones por carretera o ferrocarril gracias a la E-90 (carretera europea que comienza en Lisboa y acaba en la frontera de Turquía con Irak cerca de Silopi. Tiene una extensión de 4770 ks, en España conecta Badajoz con Barcelona a través de Madrid) y al AVE.

- Proximidad con instalaciones aeroportuarias.

- Desarrollo de infraestructuras logísticas intermodales.

Savills Aguirre Newman sostiene en su informe que 2018 supuso la adquisición de 1,8 millones de metros cuadrados de suelo para uso logístico. Respecto al precio por metro cuadrado, la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas alcanzó los 8 euros mensuales por metro cuadrado, el más alto. San Fernando de Henares, por su parte, llegó a superar los 6 euros por metro cuadrado.


Otros enclaves logísticos destacados 


Dentro de la Comunidad de Madrid, Coslada es, actualmente, uno de los enclaves principales en cuanto a logística. Su ubicación ha propiciado que este punto estratégico acoja a día de hoy a más de 706 sociedades de transporte y logística, de las cuales un alto porcentaje son marcas de renombre a nivel internacional y nacional.

Por su parte, el centro de Alovera, en Guadalajara, cuenta con 4 centros logísticos en los que se han puesto a la venta 10 naves con una superficie de 140.000 metros cuadrados. En estos centros se pueden encontrar empresas de la talla de Carrefour, Tech Data, Volvo, Mahou, Nestlé, Inditex o Saint Gobain. 

Según apuntan los datos de 2016 de BNP Paribas Real Estate, la zona de la A-2 o Autovía del Nordeste, que conecta Madrid y Barcelona, es la de mayor actividad y donde se registran el 50 % de las contrataciones totales.

Otros factores

La sostenibilidad y la tecnología son otros de los elementos que marcan tendencia en la logística.

España se situó en el puesto 18 del Logistics Perfomance Index 2018 por el Banco Mundial, un índice que mide la eficiencia del desempeño logístico y de las cadenas de suministros de 160 países. Esto es así, entre otras cosas, porque el sector logístico se está adecuando a los nuevos criterios de sostenibilidad del contexto tecnológico actual. 

Con el desarrollo del comercio electrónico, la logística ha pasado a aportar valor a los productos. El cliente puede realizar seguimiento en tiempo real de su paquete gracias a la tecnología, mejorando el servicio.