Sostenibilidad medioambiental

medio ambiente

Startups y energías renovables en España

Febrero 2019

En España cada vez hay más empresas emergentes centradas en la sostenibilidad del medio ambiente y el cambio climático.

La inversión en startups verdes aumentó un 26,3% entre 2002 y 2016 en nuestro país, según datos de la OEPM (Organización Española de Patentes y Marcas).

Uno de los factores que ha propiciado la irrupción de este tipo de compañías en nuestro país es la Estrategia española de cambio climático y energía limpia, con la que el Gobierno pretende reducir la contaminación que sufre el país, así como las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esta iniciativa se une a otros planes como el Acuerdo de París de 2015, el Plan Nacional de Asignación para el cumplimiento del Protocolo de Kioto o el Plan de Acción para el ahorro y la eficiencia energética.

Asimismo, el impulso de las aceleradoras, muchas veces respaldado por las grandes eléctricas y petroleras españolas, ha sido clave para que numerosas startups surjan y se consoliden. 
Por último, muchos de los proyectos de estas startups aplican tecnología como el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Blockchain y el Internet de las Cosas (IoT) al sector de la energía. Si nos centramos en esta última tecnología, hay que tener en cuenta que la Unión Europea estima que en 2020, el 80% de los hogares deberían tener instalados Smart meters (basados en IoT) para que los consumidores gestionen su propio consumo y mejore la eficiencia energética. 

La actividad de estas startups se centra en una gran variedad de sectores, desde eficiencia energética hasta tratamiento de residuos, pasando por consumo, almacenamiento o movilidad, sin olvidar la actividad relacionada con energías concretas, en especial, las renovables. 

“El sector de las energías sostenibles, residuos y ciudades inteligentes” es el que tiene mayor potencial, según publica BNP Paribas. Las actividades para impulsar un transporte ecológico y libre de emisiones, así como el reciclaje, se encuentran en la cima de los proyectos de las startups verdes y donde se invierte más capital, un 26,3% entre 2002 y 2011.

Veamos algunos de los ejemplos destacados por Marca España:

Bound4blue

Bound4blue solo necesita la fuerza del viento y un barco para generar hidrógeno y oxígeno por medio de la electrólisis del agua marina.

La embarcación se mueve gracias a un sistema de velas rígidas parecidas a alas de avión, capaces de cambiar de forma a voluntad y adaptarse a las condiciones del viento. Debajo de la embarcación hay dos turbinas sumergidas que giran por el movimiento del barco, generando así la electricidad necesaria para realizar la electrólisis del agua de mar y separarla en sus componentes principales: hidrógeno y oxígeno. 

Ambos gases se almacenan en tanques dentro de la embarcación que se descargan una vez en tierra.


Onyx Solar

Esta startup nacida en Ávila es capaz de fabricar vidrio fotovoltaico. Este material permite generar electricidad, además de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, gracias a la energía fotovoltaica. Con la instalación de Onyx Solar los edificios podrán abastecerse con la energía que ellos mismos generen.

Además, el vidrio fotovoltaico aísla acústica y térmicamente las viviendas, por lo que actúa de la misma manera que el vidrio convencional. Onyx Solar filtra “el 99% de las radiaciones solares nocivas”, como afirman desde la startup.

Los vidrios que fabrica Onyx Solar pueden personalizarse y adaptarse así a las necesidades de sus clientes. La startup española es líder en su sector, y sus estudios en el campo de la energía fotovoltaica le han servido para estar presente en más de 150 proyectos repartidos por todo el mundo.

Factor CO2

Factor CO2 combina su conocimiento académico, la tecnología y su experiencia para ofrecer soluciones “globales, innovadoras y sostenibles”, expone la startup. Asesora en la implantación de acciones para reducir las emisiones de carbono y el cambio climático.

Su último proyecto es desarrollar un plan para conseguir un modelo de ciudad baja en carbono en Indonesia. Sus estrategias han llegado a países como Ecuador, Costa Rica o Trinidad y Tobago.


Smartive

Esta empresa emergente ha creado CloudDiagnosis, un software para prevenir los fallos en las turbinas eólicas. La aplicación recopila datos de los parques eólicos, lo que permite a las empresas propietarias conocer el estado de sus aerogeneradores.

Con los datos obtenidos, las compañías conocen los problemas o averías que pueda tener cada uno de ellos, lo que permite solucionar deterioros antes de que deriven en problemas mayores.