A
Derivados
Derivados En el sentido más amplio, un derivado es un instrumento financiero cuyo precio o valor se calcula en relación con otros activos o instrumentos cotizados en el mercado. Estos otros activos o instrumentos se denominan "subyacentes" y pueden incluir índices, tipos de interés, bonos del Estado, acciones o materias primas, como oro o petróleo. Los derivados se consideran instrumentos especulativos y son muy volátiles, por lo que las ganancias o pérdidas potenciales son muy elevadas. Debido a su naturaleza, también pueden utilizarse como coberturas frente al riesgo de volatilidad de los activos subyacentes. Los derivados se negocian con frecuencia en el mercado extrabursátil (OTC), fuera del ámbito de aplicación de las regulaciones habituales impuestas por los supervisores de los mercados. Las partes negocian libre y directamente el tipo de contrato y los términos y condiciones correspondientes. Los derivados más corrientes incluyen futuros, opciones, 'warrants y swaps'.