Seleccionar un perfil:

Este contenido es únicamente para inversores de tipo: Intermediario financiero.

¿Es usted un Cliente institucional?

Inversión temática

La disrupción digital: el mundo conectado

de abril 2017

El Internet de las Cosas reconfigurará el panorama de los negocios, el consumo y la inversión

Con 28 centímetros de altura y un pelo rubio brillante, la icónica muñeca americana Barbie salió al mercado en la Feria del Juguete de Nueva York en marzo de 1959.

Algo más de medio siglo después, en 2015, la misma feria descubrió un nuevo prototipo de la muñeca Barbie. Y esta versión no podía ser más diferente de la original.

Con el nombre de Hello Barbie, la muñeca dotada de wifi utiliza la inteligencia artificial para conectarse a un servidor en la nube, que permite a los niños interactuar con ella por medio de un micrófono y un altavoz incorporados en su collar.

Hello Barbie solo es una manifestación del floreciente mundo del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), una plataforma de máquinas y dispositivos interconectados sobre la base de la informática en la nube y sensores de redes.

El IoT se está convirtiendo en una parte cada vez más importante de nuestra vida diaria: ahora tenemos frigoríficos inteligentes que nos avisan cuando nos queda poca leche, dispositivos que podemos llevar puestos y nos dan consejos personales de salud y forma física, y automóviles conectados que comparten información de tráfico con otros vehículos.

En un futuro no muy lejano, contadores inteligentes de electricidad y agua activados por sensores IoT enviarán información en tiempo real a los proveedores, que podrán gestionar mejor su red de producción o distribución; los distribuidores minoristas podrán ajustar sus inventarios basándose en los datos de demanda de 24 horas procedentes de dispositivos IoT.

Y esto no es más que el principio de la revolución del IoT: el número de “cosas” conectadas podría alcanzar la cifra de 50.000 millones en el año 2020 y se prevé que el mercado IoT se duplique situándose en 3,7 billones de USD a finales de esta década.1

¿Hay algo en el mundo que no vaya a verse afectado por el Internet de las Cosas?  – Sanjay Sarma, profesor del MIT
Se trata de una oportunidad increíble para todos nosotros, algo que deberíamos tomarnos muy en serio. Y, sinceramente, la pregunta que hay que hacer es: ¿Hay algo en el mundo que no vaya a verse afectado por el Internet de la Cosas?”, dice Sanjay Sarma,  profesor del MIT y uno de los principales expertos en IoT del mundo.2
 
El IoT cambiará las reglas del juego; las empresas ya están bajo presión para abandonar sus antiguos modelos de negocio y adoptar un nuevo enfoque. Y a medida que las empresas experimenten esta transformación, surgirán nuevas oportunidades de inversión.
 
“Cada vez que ha surgido una nueva generación de informática, los ingresos totales de esa generación han superado a los de las anteriores. Si se mantiene esa tendencia, el Internet de las Cosas será todavía más grande”, comenta el profesor de la Universidad de Michigan David Blaauw.3

 
EVOLUCIÓN SIGNIFICATIVA DE LA TECNOLOGÍA DESDE LOS AÑOS 60
Cada nuevo ciclo  informático equivale a unas 10 veces la base instalada en el ciclo anterior (1960-2030e) 
EVOLUCIÓN SIGNIFICATIVA DE LA TECNOLOGÍA DESDE LOS AÑOS 60
Fuente: Morgan Stanley Research, Abril 2014

Desde los salones hasta las líneas de ensamblaje

El IoT inició su vida como tecnología inteligente para el hogar en forma de asistentes personales activados por voz y dotados de inteligencia artificial como Echo de Amazon y Google Home.4

Sin embargo, en la actualidad, se está expandiendo a las fábricas, donde una nueva generación de robots industriales inteligentes realizan arduas tareas repetitivas cada vez más complejas, sin necesidad de intervención humana. Es más, estos robots conectados se comunican entre sí en lo que se conoce como la comunicación entre máquinas (M2M).

Por ejemplo, el fabricante de robots japonés Fanuc ha desarrollado una tecnología que conecta el cerebro de más de 400.000 de sus robots industriales de forma que puedan aprender unos de otros y mejorar su rendimiento en las líneas de producción.

En colaboración con Cisco, el fabricante estadounidense de sistemas automatizados para fábricas Rockwell Automation y Preferred Networks, una start-up de aprendizaje para máquinas con sede en Tokio, Fanuc dice que su red M2M mejorará la eficiencia de los equipos y aumentará la rentabilidad de la producción.

Fanuc no está solo: su rival alemán, Kuka, está trabajando con la empresa de telecomunicaciones china Huawei para  conectar sus robots industriales de una forma muy similar.5

Una versión a escala industrial del IoT va a reconfigurar, sin lugar a dudas, la fabricación, marcando el comienzo de lo que los expertos llaman la próxima Revolución Industrial o Industria 4.0.

La primera revolución industrial, que comenzó en Gran Bretaña a mediados del siglo XVIII, tardó unos 100 años en extenderse, a medida que el uso de las máquinas fue reemplazando a la mano de obra en Europa. La Industria 4.0 debería evolucionar a un ritmo más rápido que cualquier otro gran avance anterior.

Accenture estima que la Industria 4.0 podría suponer un incremento de al menos 14 billones de USD para la economía mundial antes de 2030, y PWC prevé que se inviertan más de 900.000 millones de USD al año en tecnologías y negocios relacionados con la Industria 4.0 hasta 2020. Más de la mitad de las grandes empresas del mundo entrevistadas por la consultora prevén recoger los frutos de la inversión en un plazo de dos años.

CÓMO LA INDUSTRIA 4.0 CREA VALOR
Fuente: McKinsey, Agosto 2016 

La Industria 4.0 y las redes M2M están empezando a cambiar las prioridades estratégicas de los fabricantes. La empresa alemana Audi tiene previsto crear una “fábrica inteligente” en la que humanos y robots colaboran en la línea de producción de automóviles, impresoras 3D imprimen complejas partes metálicas y drones transportan los volantes. Audi incluso ha probado en fase piloto que los automóviles salgan por  sí mismos de la línea de producción.

“La producción de automóviles tal y como la conocemos hoy en día no existirá en el futuro”, dijo Hubert Waltl, miembro de la dirección a cargo de la producción de Audi, a la revista del fabricante de automóviles. “Cada vez estará más conectada, será más inteligente y más eficiente… Cada vez irán llegando un mayor número de nuevos especialistas, como arquitectos de redes, a nuestro sector.”

El IoT activa la economía de plataformas

Al igual que Audi, los fabricantes sin duda sacarán provecho de la Industria 4.0: según previsiones de McKinsey, es probable que los costes de mantenimiento de inventarios se reduzcan hasta un 50% gracias a la gestión de almacenes en tiempo real que habilitarán los dispositivos IoT. Simultáneamente, el tiempo total de avería de las máquinas debería también reducirse a la mitad cuando las fábricas utilicen máquinas más eficientes gracias a la información procedente de sensores IoT. Otros estudios han puesto de relieve que el IoT impulsará la productividad de la fabricación hasta en un 50%.

Pero no es sólo cosa de los productores; los consumidores y los inversores también van a disfrutar las ventajas. La Industria 4.0 no solo reducirá los costes de producción sino que, además, hará posible que las fábricas elaboren productos que reflejen mejor las tendencias y preferencias de los consumidores. Esto significa que podremos comprar objetos IoT muy personalizados a precios baratos. Cuanta más gente utilice un determinado objeto IoT, mayor será su efecto de red, un mecanismo que incrementa rápidamente el valor del objeto para cada uno de sus usuarios.

Las plataformas han cambiado por completo la naturaleza de la competencia en muchos sectores. – Austan Goolsbee, profesor de Chicago Booth School of Business

Empresas como Apple, Uber y Amazon ya están aprovechando el efecto de red, creando una compleja red de interacciones entre consumidores, proveedores, empresarios y desarrolladores en “plataformas”, mercados digitales a través de los cuales las empresas ofrecen una gama de productos y servicios a los consumidores. La economía de las plataformas creada en base a dispositivos IoT está empezando a provocar una disrupción en los mercados y transformar el panorama de la inversión.

“Las plataformas han cambiado por completo la naturaleza de la competencia en muchos sectores”, dijo recientemente Austan Goolsbee,  profesor de Chicago Booth School of Business , en una conferencia organizada por Pictet Asset Management.

“(Invertir con éxito) no consiste realmente en averiguar cuál es la tecnología más asombrosa… sino también en preguntarse ¿puede esto convertirse en una plataforma que impida a alguien entrar en el mercado ?.”