Seleccionar un perfil:

Este contenido es únicamente para inversores de tipo: Intermediario financiero.

¿Es usted un Cliente institucional?

Inversión temática

Nutrición: invertir en el futuro de la alimentación

de enero 2018

Ayudar a prevenir y curar enfermedades mediante la nutrición1

Nuestra estrategia Nutrition invierte en empresas que están desarrollando soluciones que contribuyan a mejorar la calidad y la sostenibilidad del futuro suministro alimentario en el mundo. Estas soluciones incluyen innovaciones para mejorar la productividad agrícola, aumentar la eficiencia en el transporte y procesamiento alimentario, y maximizar el contenido nutricional de los alimentos que consumimos.

1. Explotación agrícola

Las continuas mejoras en las prácticas agrícolas, como el uso más eficiente de la tierra, serán esenciales para producir la cantidad y la calidad de alimentos necesarios en el futuro.
Agricultura inteligente
La nueva tecnología está creando “granjas conectadas”, ayudando a maximizar la productividad mediante análisis precisos, controles y gestión de las cosechas.
Agricultura inteligente

Fuente: Pictet Asset Management

No obstante, esto no debería ser en detrimento de la sostenibilidad. El suelo, por ejemplo, es un recurso esencial para el 95% de los alimentos que producimos. Sin embargo, un 33% del suelo está hoy degradado, probablemente de manera irreversible: puede llevar 1.000 años producir sólo 2-3cm de superficie fértil2.

Resolver esto será un gran reto, pero también una oportunidad para las empresas capaces de ofrecer soluciones, como las herramientas de análisis de precisión que permiten la aspersión exacta de fertilizantes para corregir los desequilibrios del suelo. Al mismo tiempo, el aumento de las rentas en el mundo desarrollado está incrementando la demanda de productos alimentarios con mayor contenido de nutrientes, como las proteínas animales, que tienden a exigir muchos más recursos críticos para su producción.

Es esencial disponer de mejor maquinaría agrícola y de sistemas de producción más eficientes. Nuestra estrategia respalda la innovación tecnológica en este ámbito. Invertir en empresas que adoptan las mejores técnicas agrícolas generará más eficiencia, menos desperdicios y menos costes gracias a las economías de escala.

2. Procesamiento y logística

Proporcionar una nutrición de alta calidad donde haga falta es esencial en un mundo en el que los hábitos alimentarios de los consumidores están cambiando drásticamente.
Cada año, las pérdidas de alimentos representan un coste económico estimado de 750.000 millones de USD. – Organización para la Alimentación y la Agricultura

Hoy en día el 50% del tiempo que se pasa comiendo en EE.UU. se dedica a refrigerios, por lo que resulta complicado mantener una dieta equilibrada.

Productores de alimentos, distribuidores, consumidor, todos tenemos un papel que desempeñar. Y el cambio más necesario es el aumento de la eficiencia para reducir los desperdicios.

Se pierden alimentos en las fases de cosecha, procesamiento, transporte y almacenamiento, por lo que existen oportunidades para empresas que contribuyan a aumentar la eficiencia. Entre las innovaciones estarían los envases antimicrobianos, que evitan daños durante el transporte y mantienen la seguridad alimentaria, o innovadores sensores en envases alimentarios que evitarían la confusión con las fechas de caducidad y reducirían las toneladas de comida que acaba en la basura.

3. Nutrición

Los avances en productividad agrícola y distribución alimentaria se han centrado de forma desproporcionada en la producción de calorías, teniendo poco en cuenta la calidad. Esto ha dado lugar a un mayor consumo de alimentos procesados, con consecuencias indeseables, como el consumo excesivo de azúcar, generalmente considerado la causa principal del aumento de los niveles mundiales de obesidad.
Cerca del 20% de la población mundial sigue una dieta pobre. – Organización para la Alimentación y la Agricultura
La desnutrición, la mala alimentación y la obesidad están costando a escala mundial billones de dólares en costes sanitarios y pérdida de productividad. Esto no se evita sólo con una mejor eficiencia en la cadena de suministro, sino también enriqueciendo los alimentos con nutrientes, aumentando la concienciación con un mejor etiquetado e incluso modernizando la regulación sobre seguridad alimentaria. Tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, una mayor preocupación por la salud está orientando la actitud de consumidores y reguladores hacia la mejora del contenido nutricional de los alimentos. Las empresas involucradas en esta transición mediante el desarrollo de productos alimentarios de alta calidad – ya sea gracias al uso de mejores ingredientes, reformulación, pruebas, controles de calidad o certificaciones – se beneficiarán de la creciente preocupación por la salud a nivel mundial, así como del origen y procesamiento de los alimentos.

Algo en lo que pensar

Nuestra estrategia Nutrition adopta un enfoque totalmente positivo, que trata de beneficiarse de las soluciones, no de los problemas: no invertimos en bienes básicos ni especulamos con la escasez de alimentos. Por el contrario, nos centramos en empresas dedicadas a garantizar la oferta alimentaria futura del mundo y que, por tanto, representan oportunidades sostenibles a largo plazo para los inversores.