I am Article Layout


Seleccionar un perfil:

Este contenido es únicamente para inversores de tipo: Intermediario financiero.

¿Es usted un Cliente institucional?

Fixed income
Enero 2018

Desmitificación de la renta fija de retorno absoluto

Existen alternativas a los fondos de renta fija tradicionales. Los inversores preocupados por la subida de los tipos de interés deberían tenerlas en cuenta.

Puede que no sea tan glamurosa como la renta variable, pero la renta fija es prácticamente imprescindible para la mayoría de los inversores. Esto es debido a que desempeña varias funciones importantes. Como son préstamos remunerados que se otorgan a gobiernos y empresas y se reembolsan íntegramente en una fecha concreta, los bonos han demostrado ser una fuente fiable de ingresos. Es más, suelen ser menos volátiles que las acciones y sobrellevan bien los períodos de recesión económica. Por lo tanto, su incorporación a una cartera de inversión puede aportar una estabilidad muy necesaria, especialmente cuando el clima económico y financiero es de incertidumbre.

Sin embargo, hay indicios de que la renta fija podría tener dificultades para ofrecer el mismo grado de protección en el futuro. Debido a las políticas instauradas por los bancos centrales de todo el mundo para frenar la crisis de la deuda en 2008, un número creciente de bonos se ha encarecido mucho, y muchos ahora generan niveles de ingresos muy bajos en relación con su precio. Esto significa que, cuando los bancos centrales hayan subido los tipos a unos niveles más normales o aumente la inflación, el valor de los bonos podría sufrir una considerable caída. Dicho de otro modo: lo que tradicionalmente ha sido seguro podría dejar de serlo tanto.  

Esto no quiere decir que deban reducirse las inversiones en bonos. Más bien es una indicación de que los inversores probablemente deberían considerar la posibilidad de cambiar su manera de invertir en ellos. Un modo de seguir obteniendo las ventajas tradicionales que brindan los bonos es a través de un fondo de renta fija de retorno absoluto. El objetivo de este tipo de fondos es generar rentabilidades más estables a lo largo de las diferentes fases del ciclo económico. Por lo general suelen centrarse en la consecución de un grado de rentabilidad concreto en un lapso de tiempo específico como, por ejemplo, el objetivo de superar en una determinada cantidad la inflación o el tipo de interés del ahorro en efectivo en un período de tres años.

Trayectorias más niveladas: el objetivo de los fondos de renta fija de retorno absoluto es generar rentabilidades más estables que los fondos tradicionales

Trayectorias de rentabilidad comparadas, a título meramente ilustrativo

Enfoque de retorno absoluto

Fuente: Pictet Asset Management

En términos generales, los fondos de renta fija de retorno absoluto hacen tres cosas que los fondos de renta fija convencionales no suelen hacer:

Invertir en una amplia variedad de países, empresas y divisas
Los fondos de renta fija de retorno absoluto no se limitan a una categoría concreta de inversión en bonos. Extienden su red a todas partes y buscan las mejores inversiones de la más amplia variedad posible de países, empresas y divisas. Todo ello sigue una lógica muy clara: sabemos por experiencia que cuanto más heterogéneas son nuestras inversiones, más fácil es desenvolverse durante los niveles máximos y mínimos del ciclo económico. 

Controlar los riesgos como medio para lograr rentabilidad
Los fondos de renta fija de retorno absoluto consideran la rentabilidad y el riesgo como las dos caras de una misma moneda. Por lo tanto, atribuyen una gran prioridad al control de los riesgos inherentes a los bonos. Este planteamiento puede contribuir a minimizar la volatilidad que los inversores suelen experimentar de un año para otro.  

Utilizar técnicas de inversión avanzadas
Dado que el propósito de los fondos de renta fija de retorno absoluto es proteger las inversiones de los efectos adversos causados por los altibajos de los mercados, emplean herramientas financieras concebidas para hacer precisamente eso. Estas herramientas –la mayoría de las cuales son derivados– llevan años siendo utilizadas por los inversores profesionales como una forma de controlar o eliminar los riesgos no deseados cuando empeora la situación de la economía o de los mercados.

Al centrarse en la preservación del capital durante las épocas de tensión en los mercados, los fondos de renta fija de retorno absoluto pueden aportar una estabilidad muy necesaria a una cartera de inversión.

Claro está que los fondos de renta fija de retorno absoluto no son apropiados para todos los inversores. Suelen ser idóneos para quienes están dispuestos a sacrificar parte de sus ganancias cuando se produce un rally de los mercados a cambio de una mayor protección durante los períodos turbulentos. Al mismo tiempo, existe la posibilidad de que las estrategias de renta fija de retorno absoluto no puedan generar rentabilidades positivas de manera constante durante los plazos más cortos.

Pese a todo, gracias a sus numerosas características distintivas, los fondos de renta fija de retorno absoluto pueden aportar una estabilidad muy necesaria a una cartera de inversión. Esa es una cualidad que los inversores no deberían pasar por alto.