I am Article Layout


Seleccionar un perfil:

Este contenido es únicamente para inversores de tipo: Intermediario financiero.

¿Es usted un Cliente institucional?

SmartCity_GardenTokyo_heroes_500px_201808.jpg

Ciudades inteligentes: conceptos sobre una tendencia pujante

Septiembre 2019

5 preguntas para el gestor de nuestra estrategia SmartCity

Ivo Weinöhrl gestor senior de la estrategia SmartCity de Pictet explica cómo la fuerte tendencia a la urbanización está creando atractivas oportunidades de inversión.

¿En qué consiste una “ciudad inteligente”?

Dicho en pocas palabras, una ciudad inteligente mejora la calidad de vida de sus habitantes y garantiza la sostenibilidad de la tendencia actual a la urbanización. Lo logra gracias a su capacidad para recopilar, agregar y analizar los datos generados por nuestro mundo, cada vez más tecnológico y conectado, y a la posterior aplicación de la información obtenida a nuestra vida cotidiana con el fin de resolver los retos que plantea la actividad humana.

¿Por qué es relevante este tema para los inversores?

Para gestionar el rápido crecimiento demográfico, las ciudades de todo el mundo tendrán que adaptarse si desean proteger el bienestar humano y reducir nuestro impacto en el medio ambiente. Para que esto ocurra, tendremos que hacerlas más inteligentes. Estos retos generarán abundantes oportunidades de inversión en un gran abanico de sectores. Todas las empresas que se dedican a la movilidad y el transporte, las infraestructuras, el sector inmobiliario, la gestión sostenible de los recursos o los servicios concebidos para el estilo de vida urbano, tienen un papel que desempeñar para respaldar esta transformación.

¿Y por qué son las “ciudades inteligentes” el futuro? ¿No existe ya una infraestructura amplia (y costosa) para respaldar a las ciudades de todo el mundo?

Dos palabras: desarrollo demográfico. La población mundial aumenta a pasos agigantados y, simultáneamente, la gente se traslada a las ciudades en busca de mejores oportunidades o debido a los cambios en los estilos de vida. El ritmo de crecimiento es especialmente intenso en los países en desarrollo, donde veremos que los índices de urbanización coincidirán con los de los países desarrollados en los próximos 30 años. Las infraestructuras tradicionales simplemente dejarán de ser suficientes para recibir esta afluencia de personas. Citigroup estima que, de aquí a 2030, se necesitarán unas inversiones de 2,1 billones de USD al año para realizar la transición de 4.000 millones de personas a ciudades y comunidades sostenibles.
La población se traslada a las ciudades
Población urbana en millones por país
SmartCityUrbanReality.png

Fuente: Banco Mundial, 2016

¿De dónde procederá la financiación? ¿No están ya muy endeudados muchos de los gobiernos del mundo?

Sí, lo están, pero también experimentan una fuerte presión para tomar medidas en varios frentes. Por un lado, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU en 2015 tienen el propósito de atajar algunos de nuestros mayores problemas antes del 2030, y el objetivo nº 11 se refiere específicamente a lograr que las ciudades sean integradoras, seguras, resilientes y sostenibles. Este objetivo marcará la agenda política global y las inversiones a lo largo de la próxima década. Por otro lado, las personas de todo el mundo aumentan sus exigencias de una mejor calidad de vida para sí mismas y para sus hijos –desde el aire que respiran hasta el acceso a una asistencia sanitaria más eficaz. Pero, dada la falta de excedente de liquidez en los balances del sector público, gran parte de las inversiones en “ciudades inteligentes” tendrá que provenir de asociaciones de carácter público-privado o directamente del sector privado. Y esto ya está ocurriendo. Un buen ejemplo es la ciudad de Nueva York, donde la transformación de cabinas telefónicas en desuso en una red urbana de quioscos con wifi de alta velocidad gratuito se financió gracias a la venta de anuncios en pantallas colocadas sobre los quioscos.

¿Cómo traduce este tema en inversiones?

Vemos tres segmentos prometedores de inversión en este tema:

  1. Construir la ciudad: empresas que participan en el diseño, planificación y construcción de las ciudades del mañana, con especial énfasis en la eficiencia y la sostenibilidad.
  2. Administrar la ciudad: empresas que proporcionan infraestructuras tradicionales, pero esenciales, como el abastecimiento de agua y la gestión de residuos, las infraestructuras digitales como comunicaciones 5G o redes de pago, y las soluciones de movilidad nuevas y más eficientes.
  3. Vivir en la ciudad: empresas que ofrecen soluciones para la vida urbana del siglo XXI como, entre otras, vivienda y actividades laborales y recreativas.

Estas tres categorías albergan modelos de negocio innovadores cuyo crecimiento y éxito se verán impulsados por la expansión demográfica y por el objetivo primordial de mejorar la calidad de vida de las personas.