I am Article Layout

Reproduciendo: Barómetro: el aliciente de los países emergentes



Seleccionar un perfil:

Este contenido es únicamente para inversores de tipo: Intermediario financiero y Cliente institucional.

Análisis mensual de la asignación de activos

Diciembre 2019

Barómetro: el aliciente de los países emergentes

Los datos más recientes ofrecen algunas razones para el optimismo, pero la economía mundial todavía no está fuera de peligro. Continuamos neutrales en renta variable global, pero sobreponderados en activos emergentes.

01

Asignación de activos: luchando contra una desaceleración

Los responsables de las políticas económicas han conseguido evitar hasta el momento una desaceleración económica global brusca. La Reserva Federal de EE.UU. y el Banco Central Europeo han abierto los grifos monetarios, mientras que algunos gobiernos emergentes han introducido estímulos fiscales, y es probable que Europa y Japón sigan su ejemplo mediante un incremento del gasto público. 

No obstante, esto no significa que la economía mundial esté fuera de peligro. La pieza que falta en el rompecabezas del estímulo global es China, donde el aumento de la inflación y la acumulación de deuda corporativa plantean un dilema al gobierno de Pekín, sometido ya a la presión de tener que apoyar a los sectores de la economía afectados por la guerra comercial más ávidos de liquidez. 

Por lo tanto, lo más conveniente para los inversores es evitar las áreas más caras del mercado financiero. Mantenemos nuestra postura neutral en renta variable y sobreponderada en liquidez. También seguimos infraponderados en bonos –la renta fija, particularmente la europea, es una clase de activos poco atractiva y sobrevalorada que ofrece un potencial de rentabilidad limitado para los próximos meses.

Modelo de asignación mensual de activos

Diciembre de 2019

Modelo de asignación de activos del Barómetro

Fuente: Pictet Asset Management

Nuestros indicadores del ciclo económico muestran que las condiciones económicas globales están mejorando poco a poco.

Nuestro indicador adelantado mundial ha mejorado durante tres meses consecutivos hasta alcanzar su máximo en un año, en gran parte gracias a la aceleración de las economías emergentes.

La nota positiva es que esto ocurre ahora que las autoridades monetarias apuntalan cada vez más el crecimiento: la proporción de bancos centrales que han recortado los tipos de interés es de aproximadamente un 40% en términos netos –una cifra registrada por última vez en el punto álgido de la crisis financiera (véase la fig. 1). Dicho esto, seguimos esperando que la producción mundial aumente un 2,7% el año que viene, una cifra que está por debajo de su crecimiento potencial y del dato de este año.

Fig. 1: Indicadores adelantados mundiales y actuaciones de los bancos centrales
Indicadores adelantados mundiales

Indicador adelantado mundial ponderado por el PIB. Datos de los bancos centrales basados en 40 bancos centrales, con un adelanto de 8 meses. Fuente: Pictet Asset Management, CEIC, Refinitiv, datos del período comprendido entre el 01/01/2000 y el 01/12/2020

Nuestro análisis de liquidez indica que los bancos centrales introducirán un estímulo monetario equivalente a un modesto 2% del PIB durante el próximo semestre, principalmente gracias a la Fed y al BCE.

China no ha participado en la mayor parte de estas iniciativas. Esto se debe a que Pekín debe andarse con pies de plomo en lo que a políticas se refiere –el crecimiento económico se ha frenado hasta alcanzar su ritmo más bajo en casi 30 años, mientras que la reciente subida de los precios de la carne porcina está a punto de llevar la inflación del consumo a su nivel máximo de los últimos ocho años.

Según nuestros datos de valoración, la renta variable no está ni cara ni barata a nivel global. No obstante, los inversores deberían encontrar oportunidades atractivas en algunos sectores y regiones concretos. Preferimos las acciones de la zona euro y de los mercados emergentes, donde esperamos una aceleración del crecimiento de los beneficios empresariales para el año que viene. También vemos valor en los títulos financieros y de sanidad.

Los indicadores técnicos se mantienen sin cambios, justificando nuestra postura neutral en renta variable. Sin embargo, estas señales son positivas para los activos emergentes –especialmente para la renta variable y la deuda en moneda local.

02

Regiones y sectores de renta variable: auge de las acciones de los mercados emergentes

La renta variable global, tras comenzar el año barata, va camino de cerrar 2019 razonablemente valorada. El ratio precio-beneficio del índice MSCI All World ha aumentado hasta 15,8 veces, desde 14 veces en enero. 

La desaceleración del crecimiento global parece perder fuerza, pero nuestros indicadores adelantados muestran que aún pueden quedar unos meses hasta que alcance el nivel mínimo. En este contexto, hemos mantenido neutral nuestro posicionamiento general en renta variable global, al tiempo que hemos ajustado ligeramente nuestras asignaciones sectoriales y regionales con el fin de estar preparados para cuando las condiciones económicas se estabilicen. 

Fig. 2: Consumo básico caro
Consumo básico global, relación deuda neta/tendencia de EBTDA
Consumo básico global

Fuente: Refinitiv. Datos del período comprendido entre el 26/11/2001 y el 26/11/2019.

Dentro de los sectores, eso significa que hemos cerrado nuestra posición sobreponderada en consumo básico en aras de una postura neutral. Este sector defensivo está relativamente caro y, en principio, debería quedarse rezagado con respecto a otras industrias más cíclicas en caso de producirse un ligero repunte del crecimiento. Los niveles de endeudamiento también han aumentado notablemente en los últimos dos años, lo que justifica actuar con cautela (fig. 2).

Nos siguen gustando los valores financieros –el segundo sector más barato de nuestro modelo de valoración– y de sanidad. Este último sector es defensivo y cada vez se beneficia más de la creciente demanda de productos relacionados con el estilo de vida por parte de los consumidores.

De entre todas las regiones, los países emergentes ofrecen las mejores perspectivas de crecimiento económico, lo que justifica nuestra posición sobreponderada en sus mercados de renta variable. Las valoraciones son razonables, aunque existen diferencias notables dentro del universo emergente. En lo que a valoración se refiere, las acciones de Brasil, Taiwán e India son las más caras, mientras que las de Polonia, Turquía y Chile se encuentran entre las más atractivas.

En términos más generales, se aprecian signos de que los inversores empiezan a darse cuenta de las oportunidades que ofrece la renta variable emergente, ya que la clase de activos ha registrado algunas de sus mayores entradas de capital en las últimas semanas. Lo mismo puede decirse de la renta variable europea –otra de nuestras sobreponderaciones regionales.

Por otra parte, hemos cerrado nuestra posición infraponderada en acciones estadounidenses. La puntuación de nuestro indicador adelantado de EE.UU. ha mejorado hasta alcanzar su nivel más alto en un año.1 Las encuestas regionales de la Reserva Federal sobre la producción manufacturera respaldan la opinión de que hemos alcanzado uno de los puntos más bajos del ciclo en lo que a producción industrial y manufacturera se refiere, aunque se requieren más datos para dar por terminada la recesión manufacturera de 2018-19. Si a eso añadimos el hecho de que EE.UU. sigue siendo la región más cara de nuestro modelo de valoración, creemos que adoptar un posicionamiento positivo no se justifica en esta coyuntura, sino tan solo una postura neutral. 

03

Renta fija y divisas: preferencia por la deuda emergente en moneda local

Las perspectivas de los bonos emergentes en moneda local son prometedoras gracias a la estabilización de la actividad manufacturera global y a la mejora de las relaciones comerciales entre EE.UU. y China. Esto, a su vez, debería contribuir a que las divisas emergentes se apreciaran frente al dólar, lo que impulsaría las rentabilidades de los bonos en moneda nacional. Es más, pese a la mayor estabilidad de la economía global, la probabilidad de que los bancos centrales de los países en desarrollo asuman riesgos es escasa. La política monetaria se mantendrá laxa, lo que significa que el rendimiento de más del 5% que ofrece actualmente la clase de activos sigue siendo atractivo. 
Fig. 3: Valor relativo

Diferencial de rendimiento entre “US Treasuries” y “Bunds” alemanes a 10 años

Diferencial de rendimiento entre “Treasuries” y “Bunds”

Datos del período comprendido entre el 15/12/1999 y el 27/11/2019. Fuente: Refinitiv.

Sin embargo, nuestro optimismo por los activos emergentes no implica complacencia por nuestra parte.

Aunque las condiciones económicas estén mejorando, no podemos descartar la posibilidad de un cambio adverso repentino en la dinámica del comercio mundial. Por eso hemos decidido suscribir una póliza de seguro en forma de sobreponderación en “US Treasuries” con plazos largos. En comparación con otros activos defensivos –ya sea la deuda pública de la zona euro o la japonesa– los precios de los “US Treasuries” son atractivos. El “US Treasury” a 10 años ofrece un rendimiento del 1,75%, frente al -0,35% de su equivalente alemán (véase la fig. 3). También estamos sobreponderados en oro por la misma razón. 

Mantenemos nuestra postura infraponderada en todos los demás bonos desarrollados “investment grade” y de grado especulativo. 

04

Resumen de los mercados globales

En noviembre, las esperanzas de que se resolviera de algún modo la guerra comercial entre China y EE.UU. y de que la flexibilización de los bancos centrales apuntalara las economías más debilitadas animaron a los inversores a redescubrir su apetito de riesgo.

La renta variable subió, estableciendo nuevos máximos históricos en EE.UU., mientras que los activos refugio, como los bonos soberanos y el oro, tuvieron dificultades.

La renta variable global experimentó un alza de casi un 3% en el mes, con lo que acumula una extraordinaria subida de más del 20% en lo que va de año, pese a que los analistas recortaron las previsiones de beneficios en todas las regiones. La mayoría de los mercados registraron sólidas ganancias, aunque EE.UU. llevó la delantera con una subida cercana al 4% en el mes. Sin embargo, el país más destacado este año ha sido Suiza, con una subida de algo menos del 30% para los inversores en francos suizos, a pesar de la reputación defensiva de este mercado. Los mercados emergentes quedaron relativamente rezagados.

Fig. 4: La renta variable al alza

Rentabilidad total del índice de renta variable MSCI AC World

La renta variable al alza

Fuente: Refinitiv. Datos del período comprendido entre el 26/11/2014 y el 26/11/2019.

Los títulos cíclicos fueron los más rentables, con los valores tecnológicos a la cabeza, registrando una subida de más del 5% en el mes y de más del 40% en lo que va de año. En cambio, los valores energéticos se han quedado rezagados, con una subida de tan solo el 8% desde principios de año pese a que los precios del petróleo subieron tres veces más en el mismo período.

La preferencia por el riesgo se extendió poco a poco entre los componentes del mercado crediticio, con un aumento del “high yield” a ambos lados del Atlántico, aunque las emisiones “investment grade” europeas –ya de por sí muy caras– disminuyeron ligeramente.

Sin embargo, los bonos soberanos experimentaron dificultades. Con la sola excepción de los bonos del Estado suizos, la deuda pública desarrollada y emergente registró un retroceso en el mes en moneda local. La deuda emergente en moneda local fue particularmente endeble y bajó un 1,8% en el mes. El dólar estadounidense recuperó terreno frente a prácticamente todas las divisas. Las excepciones fueron la libra esterlina, que se mantuvo firme ante las expectativas de una victoria de los conservadores en las próximas elecciones, y el yuan, que se benefició de las previsiones ligeramente más optimistas para el comercio. El oro bajó más de un 3% en el mes.


05

Resumen

Barómetro de diciembre de 2019

Asignación de activos

La economía mundial sigue desacelerándose. Seguimos neutrales en renta variable e infraponderados en renta fija sobrevalorada.

Regiones y sectores de renta variable

Rebajamos consumo básico y elevamos la renta variable estadounidense a neutral.

Renta fija y divisas

En renta fija, preferimos la deuda emergente y los “US Treasuries”.