Blockchain

posibles aplicaciones de la blockchain al sector sanitario

Blockchain, la tecnología al servicio de la sanidad

Marzo 2018

Análisis y gestión de los datos, relación más estrecha entre médico y paciente, transparencia y seguridad. La revolución del blockchain trae consigo muchos aspectos positivos para el sector sanitario, pero se requiere un cambio cultural.

Ya hemos visto cómo funciona la tecnología blockchain, cómo puede aplicarse al «Internet de las Cosas» para una gestión segura de los datos, y también hemos tratado en detalle cómo los economistas reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos han expresado su gran aprecio por este sistema revolucionario. Ahora queremos afrontar la cuestión del sector sanitario: uno de los principales problemas de este sector se refiere a la gestión de los datos necesarios para la gestión de los pacientes, a menudo dispersos en diferentes sistemas que no se «comunican» entre sí.

Otro problema es la seguridad de dichos datos. Afortunadamente, la falta de un cerebro central que coordine todo es una ventaja para el sector, porque tener una base de datos central en la que se archiven los datos significa que quien los gestione los puede modificar o incluso eliminar. Pero, con el blockchain, la criptografía deja obsoleta cualquier forma de administración central y, además, hace más seguro el acceso a los datos y maximiza la privacidad de los usuarios. En este ecosistema, cada usuario controla todos sus datos y sus transacciones, pudiendo elegir con quién compartirlos y en qué medida. Partiendo de estas consideraciones, veamos cuatro posibles aplicaciones del blockchain al sector sanitario.

  1. La gestión del paciente a largo plazo
    Llevar un seguimiento del paciente a lo largo de todo su tratamiento, e incluso después si fuese necesario, será más fácil para el médico: pasar por las distintas fases de recuperación, registrar las enfermedades, analizar los resultados del laboratorio, programar las terapias, gestionar las recuperaciones y recoger los datos de los dispositivos wearable será más rápido, fácil y seguro gracias a los «bloques» del blockchain.
  2. Comparar los distintos índices del paciente
    La enorme cantidad de datos del sector suele estar mal gestionada: algunos se pierden, otros se duplican inútilmente varias veces, otros que deberían estar asociados entre sí están desvinculados; además, los historiales médicos electrónicos pueden ser de distintos tipos y, por tanto, difíciles de comparar. Sin embargo, con el blockchain, todos los datos están vinculados a una especie de libro maestro que garantiza su uniformidad y su correcta asociación.
  3. Regularidad y transparencia
    El sistema basado en la aprobación de los distintos usuarios permite comprobar automáticamente las afirmaciones y peticiones de los distintos actores implicados en el proceso, certificando la aprobación efectiva de cualquier contrato. Esto significa que se producen menos fraudes y errores que con el sistema clásico, mientras que aumenta la transparencia en las relaciones.
  4. Gestión integral del sector
    La supervisión de todo el proceso de compra de bienes o servicios será más sencilla y completa: desde el momento en el que se produzca la transacción hasta que se cumplan todos los requisitos propuestos por el contrato, pasando por la gestión de posibles retrasos o imprevistos en todo el ciclo de aprovisionamiento. El blockchain también mejora este aspecto. Evidentemente, para mejorar todo el sistema con esta interesante tecnología, es necesario que las organizaciones del sector sanitario se hagan con las infraestructuras técnicas necesarias. El blockchain representa una revolución capaz de generar un gran valor, pero que debe respaldarse en términos de competencias, cultura y recursos.