SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Sostenibilidad medioambiental

Los nueve límites planetarios a tener en cuenta para invertir de manera responsable

El calentamiento global no es el único responsable de la destrucción de nuestro planeta.
Abril 2021

La mayoría de las empresas cotizadas en bolsa están poniendo en práctica importantes estrategias para reducir su huella climática. No obstante, existen otras cuestiones ambientales que hay que tener en consideración con el fin de reducir su impacto. Hoy en día, muchas inversiones tienen en cuenta todas estas cuestiones.

El calentamiento global está en boca de todos. A día de hoy, la mayoría de los responsables políticos están convencidos de que la preservación del medio ambiente pasa por una reducción de la huella climática, y de que esto es responsabilidad en primer lugar de las empresas.

No obstante, también se deben medir otros índices para asegurarse de que la humanidad limite su impacto ambiental sobre el planeta.

Los nueve límites planetarios que no deberían sobrepasarse

En 2009, el Stockholm Resilience Center definió en nueve puntos los límites que no debían sobrepasarse si queremos preservar el planeta.

De esta forma, debemos velar por:

  • Limitar el cambio climático.
  • Promover y respetar la biodiversidad.
  • Utilizar de forma más racional el nitrógeno y el fósforo en los cultivos.
  • Reducir la contaminación química y la liberación de sustancias nuevas en el medio ambiente.
  • No modificar excesivamente la utilización de los suelos (la deforestación perjudica al sistema climático y a la biodiversidad).
  • No utilizar el agua dulce de manera irracional, para evitar perturbar el ciclo hidrológico.
  • Limitar la acidificación de los océanos.
  • Mantener niveles de ozono estratosférico estables.
  • Reducir la cantidad de aerosoles atmosféricos.
Si la humanidad no se comporta con mayor moderación, estará poniendo en riesgo el planeta. Por tanto, es fundamental para todos que hagamos lo posible por limitar nuestro impacto negativo, especialmente si se tiene en cuenta que cuatro de estos límites, que harían que la economía fuese sostenible desde el punto de vista ambiental, ya se han sobrepasado (la biodiversidad, el cambio climático, los ciclos del nitrógeno y del fósforo y la modificación de la utilización de los suelos).

Los ahorradores tienen la capacidad de orientar sus inversiones hacia empresas éticas

En estos cuatro ámbitos, deberíamos tratar de dar marcha atrás y mejorar ciertas conductas. En cuanto a los demás ámbitos cuyos límites aún no se han sobrepasado, deberíamos mantener una gran disciplina. Los individuos pueden, a pequeña escala, comportarse de manera respetuosa con el medio ambiente. Además, pueden tener un impacto mayor: utilizando sus ahorros de forma selectiva, pueden incentivar a las empresas en las que invierten para que presten atención a estos límites planetarios.

Por desgracia, suele ser difícil para un ahorrador no perderse entre todos los números relativos a esos límites: de hecho, los datos facilitados por las empresas suelen ser demasiado farragosos para que los puedan comprender personas no especializadas. No obstante, cada vez son más las sociedades gestoras de fondos de inversión que llevan a cabo investigaciones sobre temas medioambientales, con el objetivo de absorber y comprender todos estos datos. Se esfuerzan por invertir las cantidades que sus clientes les confían en empresas que respeten lo mejor posible estos límites del planeta y que presenten una trayectoria virtuosa.

Optando por estas empresas y confiándoles sus ahorros, los inversores pueden tener un mayor impacto en los progresos en materia ambiental del mundo económico. Y es que muchos ya han comprendido que el crecimiento no podía ir en detrimento de nuestro planeta.

Reciba las últimas novedades relativas a la gestión de patrimonios Suscribirse al boletín de noticias