SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE NOTICIAS

Reciba las últimas actualizaciones de Pictet Para Ti

Transformación digital

España se sitúa quinta de Europa en inversión en IoT

Mayo 2020

Para este 2020, España aumentará la inversión en IoT a más de 23.000 millones de euros. Te explicamos los hitos de esta inversión. 

IoT son las siglas de las palabras inglesas Internet of Things, es decir, Internet de las Cosas. Un concepto que posibilita la interacción de dispositivos y objetos cotidianos a través de una red, ya sea privada o Internet. Unos objetos que pueden pertenecer a campos tan variados como el transporte, la sanidad o el hogar (como por ejemplo, un frigorífico). 

El fin de esta interacción entre objetos es alcanzar soluciones que ahorren costes, sean más eficientes energéticamente y mejoren la productividad. Por ello, en los últimos años se está invirtiendo mucho dinero en ella.

Para este 2020, según un estudio elaborado por el EAE Business School, el mercado de IoT en España crecerá hasta los 23.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual del 17,9%. También supone un aumento de un 66% del número de usuarios de esta tecnología con respecto al año anterior. No obstante, con los efectos económicos de la pandemia es posible que las previsiones varíen.

Unas cifras que colocan a España como el quinto país europeo en inversión en IoT, únicamente detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

¿En qué áreas se invierte más en IoT en España?


El sector donde más se invierte en IoT en España es en el automóvil. Una apuesta que ha permitido que, sobre todo desde 2018, sean muchos los automóviles fabricados en España que permiten crear una red wifi en su habitáculo y, por lo tanto, hacerlos más seguros. Actualizar información de rutas más seguras o recomendaciones de tipo de conducción personalizada para distintas climatologías e infraestructuras son alguno de los ejemplos.

Según el estudio, las empresas españolas argumentan como principales puntos a favor para adoptar tecnologías IoT, la automatización de procesos, en un 26% de las encuestadas, la reducción de costes operacionales, en un 24%, y la mejora de la experiencia del cliente, en un 23%. Aunque el informe también sostiene que son muchas las empresas que encuentran problemas en su implementación. 

Así, un 29% encuentran dificultades con los costes a la hora de iniciar los cambios a la IoT, un 25% se muestran preocupadas por la seguridad y un 17% creen que esta tecnología supone problemas de privacidad. Unos datos que respalda el propio informe, ya que el 69% de las empresas que adoptan tecnologías IoT en España han creado o planean crear nuevas políticas de seguridad diseñadas para abordar desafíos y necesidades propios a este campo. 

Barcelona, a la cabeza en ciudades inteligentes del mundo


La aplicación de la tecnología IoT abarca multitud de industrias. Sin embargo, uno de sus usos donde puede alcanzar grandes beneficios es en las ciudades. Las ciudades inteligentes, conocidas como Smart Cities, son aquellas que han implementado redes de sensores interconectados que recopilan información sobre cómo se mueve la ciudad, para establecer fórmulas que ayuden a optimizar los recursos de la misma.

Así, el uso de la IoT en las ciudades supone desde un alumbrado público inteligente, que controla la iluminación de las calles para ahorrar electricidad, hasta una gestión de residuos inteligente, que optimiza las rutas de recogida a través del análisis de los niveles de basura.

A día de hoy, España cuenta con un total de 65 ciudades inteligentes. Entre ellas, se encuentra Barcelona, que “ha sido elegida junto con Singapur y Londres como una de las ciudades más inteligentes del mundo”, señala el informe. 

Se trata de un proyecto que se pretende llevar también a otras comunidades autónomas españolas. Las que más inversión se llevarían para transformarse en Smart Cities serían las Islas Canarias, con 12,6 millones de euros en ayudas, la Comunidad Valenciana, con 12,3 millones, y las Islas Baleares, con 10,06 millones. En total, en España se invertirá más de 200 millones para convertir ciudades en Smart Cities, aunque parte de esta cifra está en el aire con la crisis generada por la pandemia.

¿Y en Europa? 


Para este año, y dependiendo de la crisis, Reino Unido será la que más invierta en IoT con un 23% de la cuota del mercado europeo. Le seguirá Alemania, con un 21%, Francia, con un 16%, Italia con un 8% y España, con un 6%. Unos datos que se incrementan año a año, pero que todavía no son suficientes. El estudio también apunta que la Unión Europea presenta un retraso notable en este ámbito respecto a países como Estados Unidos, Japón o Corea del Sur.